top of page

Disputa por un descubrimiento

Autor: Adolfo Franco Escamilla Carranza


Robert Gallo


En diciembre de 1981, cuatro hombres, que hasta poco antes habían gozado de buena salud, fueron admitidos al Centro Médico de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Los cuatro fueron inicialmente diagnosticados con neumocistosis, un tipo de neumonía provocada por un hongo. Los pacientes quizás hubieran pasado desapercibidos de no ser porque este hongo muy rara vez llega a enfermar a un ser humano, a menos que su sistema inmune se encuentre severamente deprimido (es decir, que las defensas del cuerpo estén muy bajas).



¿Qué pasó?



Era alrededor de 1908 en el Este de Camerún. Chimpancés africanos de la especie Pan troglodytes troglodytes, portadores de un virus hasta entonces desconocido, infectaron a un ser humano que probablemente utilizó su carne como alimento. Durante los 1920s, el virus viajó por tren o bote a Kinshasa, República Democrática del Congo (RDC), para luego esparcirse por toda África Central. Para 1960, al tiempo que Congo se independizaba de Bélgica, viajeros del país africano muy probablemente llevaron el virus hasta Haití, y de ahí a los Estados Unidos.



Ya en 1980, varios hombres, cuyo común denominador era su homosexualidad, ingresaron a hospitales presentando no sólo neumocistosis, sino múltiples infecciones provenientes de diversas bacterias, hongos y virus. Los cuatro pacientes del Centro Médico de UCLA fueron casos típicos de ello. Uno de los cuatro, por ejemplo, presentó cuadros de citomegalovirus (inflamación de las células de su cuerpo), caquexia (pérdida pronunciada de la masa muscular) y sarcoma de Kaposi (un tipo de cáncer que ataca distintas partes del cuerpo).



¿Contra qué virus, pues, estaba lidiando la humanidad?



Corría el año de 1948. Un joven Robert Gallo de 11 años, quien más tarde pasaría a los anales de la historia biomédica como renombrado investigador, compartía los últimos meses a lado de su hermanita Judith. A sus 7 años, con su piel amarillenta, su rostro demacrado, y su cuerpo moreteado por la leucemia, Judith perdería la vida. En ese momento, su hermano supo que dedicaría la suya a encontrar un remedio para tan atroz enfermedad.



Robert Gallo trabajó primero en los Institutos Nacionales de Salud (NIH), en Estados Unidos, para luego fundar y dirigir el Instituto de Virología Humana en la Universidad de Maryland. Gallo efectivamente contribuyó a aislar los primeros dos retrovirus humanos, el HTLV-I y HTLV-II. Los retrovirus son una familia de virus popular por ser causantes de distintos tipos de cáncer. En concreto, Gallo probó la relación del HTLV-1 con un tipo de leucemia. Este descubrimiento le valió a él y sus colegas el Premio Lasker en 1982, apodado como “el Nobel estadounidense en Medicina”. Sin embargo, el retrovirus que se registró en 1981 alrededor del globo no era el HTLV-I ni II, sino otro de la misma familia.




Poco después de los cuatro casos en UCLA, numerosos recuentos similares comenzaron a aparecer en múltiples publicaciones de medicina. A los hospitales llegaron pacientes hetero y homosexuales; receptores de transfusiones sanguíneas; drogadictos, niñas, niños y madres gestantes y lactantes. Pronto se comprobó que el virus podía transmitirse por múltiples vías. La enfermedad de la que era causante, llamada Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), se convirtió para 1983 en una epidemia presente en Estados Unidos, Europa y Haití.




¿Cómo contenerla?



Viajamos ahora a Francia. El año en curso era 1982. Luc Montagnier, del Instituto Pasteur de París —y posterior cofundador de la Fundación Mundial para la Prevención e Investigación del SIDA—, se dio a la tarea de investigar, junto con los científicos Jean Claude Chermann y Françoise Barré-Sinoussi, muestras sanguíneas de los primeros casos de la enfermedad que aparecían en su territorio. Simultáneamente, Gallo trabajaba sobre ello desde EU.



Ambos equipos publicaron sus resultados en la edición de la revista Science de mayo de 1983, confirmando el aislamiento de un virus en pacientes con SIDA. En aquel momento Montagnier y su equipo lo denominaron “Virus Asociado a Linfadenopatía” (LAV), mientras que Gallo y los suyos lo llamaron “Virus Linfotrópico de Células T Humanas III” o HTLV-III, en su creencia de que el virus estaba relacionado con aquellos de sus anteriores investigaciones.



Fatídicamente, el equipo de Montagnier aseveró en su publicación: “el rol del virus [como causante] del SIDA pende de determinación”. Por su parte, Gallo y su equipo lograron probarlo, pero sólo hasta un año después de su publicación inicial, tras desarrollar una prueba de sangre para detectarlo.



La disputa por el descubrimiento no se hizo esperar. ¿A quién se le acreditaría el descubrimiento del retrovirus? La Fundación Lasker no dudó en otorgarle un segundo premio a Gallo en 1986, por “determinar que el virus ahora conocido como VIH-1 es la causa del SIDA”, convirtiéndolo efectivamente en el único individuo en la historia de la Fundación en recibir dos premios. Previsiblemente, los gobiernos de EU y Francia no tardaron en intervenir en la controversia.



La querella detonó ese mismo año, cuando el presidente de EU Ronald Reagan se reunió con el primer ministro francés Jacques Chirac, ahora por la propiedad de la patente de la prueba de sangre para detectar el retrovirus. Los mandatarios orquestaron en 1987 un acuerdo político-legal para compartir el crédito por el descubrimiento, con el cual Montagnier y Gallo estuvieron de acuerdo. Acto seguido, las denominaciones estadounidense (HTLV-III) y francesa (LAV) del retrovirus fueron descartadas en pro de un nombre común, Virus de la Inmunodeficiencia Humana.


Robert Gallo y Luc Montagnier - Premiados - Premios Princesa de Asturias -

Fundación Princesa de Asturias


Si bien Gallo tuvo todavía que sortear una investigación del Chicago Tribune a su laboratorio a inicios de los noventa, para 2002 él y Montagnier publicaban en lo individual y además co-redactaban Prospects for the Future en la revista Science, reconociendo cada uno sus contribuciones en el descubrimiento del virus.



Montagnier recibió en 2008 el premio Nobel de Fisiología o Medicina junto con la bioquímica Françoise Barré-Sinoussi por haber aislado el VIH de pacientes con SIDA. Sorprendentemente para muchos, Montagnier incluido, el nombre de Robert Gallo no figuró entre los receptores del anhelado premio. Jan Andersson, miembro del Comité del Nobel que otorgó el premio a Montagnier, aseguró que la decisión se basó en el primer descubrimiento realizado en torno al virus, y no en ninguno de los eventos que surgieron después, incluida la reconciliación y división del crédito entre Gallo y Montagnier.



Hoy en día, no se disputa la entrega del Nobel a Montagnier, sin embargo, se reconoce que fueron Gallo y su equipo los creadores de la mayoría de la ciencia que permitió el aislamiento del virus en primer lugar.



En tu opinión, ¿quién (o quiénes) debieron figurar en la entrega del Nobel de medicina de 2008? Lo dejo a tu criterio, lector.




 



Dato curioso:

La primera prueba de vacunación contra SIDA/VIH ocurrió en 1987. Al menos hasta 2019, estos intentos no han sido lo suficientemente exitosos para ser recomendables.



Aprende más:

Nuestro libro recomendado es - Viruses, plagues, and history: past, present, and future por Oldstone, Michael B. A. Descúbrelo en: https://amzn.to/46djVBi


Fuentes:

Cohen, R. & Enserink, M. (2008). HIV, HPV Researchers Honored, But One Scientist Is Left Out, en Science, vol. 322 no. 5899, pp. 174-5. DOI: 10.1126/science.322.5899.174

Lasker Foundation. Oncogenes that transform normal cells into cancer cells. 1982 Albert Lasker Basic Medical Research Award. Último acceso: 12 de agosto de 2023. https://laskerfoundation.org/winners/1983-albert-lasker-basic-medical-research-award/

Office of NIH History & Stetten Museum. NIH Eminent Scientist Profiles. Robert C. Gallo (1937-). Último acceso: 12 de agosto de 2023. https://history.nih.gov/pages/viewpage.action?pageId=11600169

Oldstone, Michael B. A. 2020. Viruses, plagues, and history: past, present, and future. Second Edition. Oxford University Press.

National Institutes of Health. Pneumocystis jirovecii Pneumonia, en National Library of Medicine. Último acceso: 12 de agosto de 2023. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK482370/

Wikipedia. Michael Gottlieb. Último acceso: 6 de agosto de 2023. https://en.wikipedia.org/wiki/Michael_S._Gottlieb

Wikipedia. Citomegalovirus. Último acceso: 6 de agosto de 2023. https://es.wikipedia.org/wiki/Citomegalovirus

Wikipedia. Pneumocystis jirovecii. Último acceso: 6 de agosto de 2023. https://es.wikipedia.org/wiki/Pneumocystis_jirovecii#

Wikipedia. Robert Gallo. Último acceso: 6 de agosto de 2023. https://es.wikipedia.org/wiki/Robert_Gallo

Wikipedia. Virus de la inmunodeficiencia humana. Último acceso: 6 de agosto de 2023. https://es.wikipedia.org/wiki/Virus_de_la_inmunodeficiencia_humana#Historia

Wilton, J. (s. a.). Risk of exposure to HIV, en Stanford Health Care. Último acceso: 6 de agosto de 2023. https://tinyurl.com/risk-exposure-vih






96 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page