top of page

Una corriente histórica brutal

Autor: Guillermo Beguerisse Hormaechea


¿Contraseña?...

Al leer Historia estamos acostumbrados a pensar en personajes específicos, en líderes carismáticos y/o psicópatas, en revoluciones lideradas por hombres idealistas, en mujeres que fueron punta de lanza en su campo; en fin, pensamos en personas. Rara vez reflexionamos en el papel que tiene en nuestro devenir histórico la naturaleza.


«Representación de Yu», era Song, por Ma Li


Hacia finales del tercer milenio a.C., y durante dos generaciones, el caos era la norma en la cuenca del río Amarillo, la afluente más importante de lo que hoy conocemos como China. Tanto éste como el Yangtsé se habían desbordado y devastado la tierra circundante en un evento nunca antes visto y recordado por medio de leyendas como «La Gran Inundación». Controlar las aguas y canalizar su poder destructivo recayó en los hombros de un hombre llamado Yu.

 


El supuesto emperador del momento, Shun — el último de los cinco gobernantes mitológicos de China anteriores a la primera dinastía— nombró a Yu como Ministro de Obras Públicas. Por medio de un sistema de canales, Yu dividió los ríos para disminuir su fuerza al mismo tiempo que proporcionaban irrigación, permitiendo así el asentamiento duradero de poblaciones en las riberas fértiles. Aunque describir la proeza ocupe pocas líneas, sus resultados fueron primordiales para la fundación de la civilización china. Dominar el río condujo a caminos más confiables y por ellos recaudar impuestos y recursos con mayor facilidad; de esta manera empezó la creación de un Estado unificado en lugar de las tradicionales alianzas tribales. Por supuesto, el tiempo barnizó el logro con un lustre legendario y hoy se cuenta como a Yu lo ayudaron dragones, dioses fluviales con mapas arcanos, y una tortuga gigante de más de 10,000 años que lo llevaba montado sobre su caparazón mientras abría canales a través de las montañas. Lo que parece ser más realista es que este esfuerzo sobrehumano tomó 13 años, así como cientos de obreros que trabajaron bajo el liderazgo de Yu. El emperador quedó tan impresionado con su dedicación y virtud que lo nombró su sucesor. Yu inició la dinastía Xia, la primera en la historiografía china y que duró desde el 2070 hasta el 1600 a.C. Como referencia, en esa época Egipto pasó de su dinastía 11ª a la 16ª —de treinta y tres hasta su incorporación a la República Romana en el 30 a.C.—. Salta a la vista la antigüedad del reinado de Yu, por lo que mucha de la información que tenemos se conservó por medio de leyendas. Lo que sí se sabe es que a partir de su mandato comenzaron los ciclos dinásticos de China y no se detuvieron hasta 1912 —3,982 años, querido lector, por si los efectos de encausar el río Amarillo aún no le parecían lo suficientemente impresionantes—.



Pero este río no siempre respetó la ruta marcada por Yu. Después de un milenio de orden, el cause se desbordó en promedio una vez cada dos años. Una de las ocasiones más desastrosas sucedió en 1887 cuando el agua mató alrededor de dos millones de personas. Además, en dos ocasiones el poder destructivo del río se utilizó como arma. La primera vez por la dinastía Ming contra los rebeldes de 1642, y la segunda por la República de China contra los japoneses en 1938.


Ejército Nacional Revolucionario luchando en la zona inundada del río Amarillo

 


Durante la segunda guerra sino-japonesa, parte de la Segunda Guerra Mundial, el ejército imperial del Japón estaba a punto de capturar Wuhan, lo cual suponía el colapso de todo el esfuerzo bélico chino. Para evitar el avance enemigo, el ejército nacionalista chino rompió los diques del río Amarillo por órdenes del Kuomintang —el partido gobernante en China hasta 1949, cuando perdió la guerra civil contra el Partido Comunista—. La supervivencia nacional pesó más que el daño que se causaría. Sólo las personas que vivían en las inmediaciones recibieron una advertencia antes de que la brecha se provocara cuando los japoneses se encontraron a menos de 50 kilómetros de distancia. Sin embargo, dado que las llanuras colindantes estaban densamente cubiertas de aldeas y campos agrícolas, la gran mayoría de esta población fue tomada por sorpresa por el agua y apenas pudieron escapar para unirse a las filas de refugiados que habían perdido todas sus posesiones. El ejército nacionalista logró retirarse y reagruparse mientras los tanques japoneses quedaron empantanados y su artillería móvil inutilizable. La estrategia logró retrasar la toma de Wuhan hasta octubre de 1938. A partir de ese momento la guerra cayó en un punto muerto y continuó por medio de guerrillas hasta la victoria pírrica china tras la rendición japonesa ante los Aliados. Durante los siguientes nueve años, el río Amarillo mantuvo bajo agua grandes porciones de tierra en tres provincias. El mayor acto bélico medioambiental de la historia no tiene un número certero de víctimas, pero se estima que 800,000 personas se ahogaron (de ambos bandos), y alrededor de 5 millones de campesinos fueron afectados. El río finalmente volvió a su curso en 1947.

 


La naturaleza ha fluido junto al ser humano a lo largo de cada proceso histórico. Además de China, las otras grandes primeras civilizaciones también se asentaron entorno a ríos. La lluvia y los truenos despertaron en la imaginación a los dioses de la antigüedad, y el movimiento estelar ha maravillado al ser humano desde el primer homo sapiens que volteó hacia el cielo hasta el lanzamiento del telescopio Webb en el 2021. El poder de la naturaleza nos ha seducido, atemorizado y engrandecido. Hoy más que nunca debemos considerar la manera en la que nos relacionamos con ella y la responsabilidad que tenemos en nuestras manos.

 


¿Qué movimientos sociales iniciaron por un cambio en el uso del poder de la naturaleza? ¿Qué acontecimientos generaron líneas de pensamiento e ideas únicas?



Aquí abajo, en la sección de «Aprende más» te dejo unos ejemplos que responden a estas preguntas.




 


 

Aprende más:

 

 

Fuentes:

Colville, Alex. 2020. Yu the Great, tamer of China's great floods. 24 de agosto. Último acceso: 18 de abril de 2024. https://thechinaproject.com/2020/08/24/yu-the-great-tamer-of-chinas-greatest-floods/.

Muscolino, Micah. 2015. Yellow River flood, 1938-47. Último acceso: 18 de abril de 2024. https://disasterhistory.org/yellow-river-flood-1938-47.

PBS. 2024. Dealing with the Deluge. Último acceso: 18 de abril de 2024. https://www.pbs.org/wgbh/nova/flood/deluge.html.

 

 

64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page