• Compass.

El milagroso mamut mexicano

Actualizado: 23 de ago de 2020

Autor: Fermín Beguerisse Hormaechea

Con el final de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno mexicano orientó sus esfuerzos al desarrollo económico del país bajo una estrategia de industrialización conocida como el “modelo de sustitución de importaciones”. Por medio de medidas proteccionistas como altos aranceles para los productos extranjeros que deseaban ingresar al país, los productos importados se encarecieron generando mayores incentivos para impulsar la producción nacional. Si bien el modelo habría de fracasar hacia los años 70, en un principio generó un acelerado proceso de industrialización que se tradujo en una gran migración del campo a la ciudad, ocasionando consigo una gran expansión de la Ciudad de México.


El crecimiento de la capital, durante el conocido periodo “Milagro Mexicano”, trajo consigo nuevos retos en vialidad y comunicación urbana, obligando al sistema de metro a abrir nuevas líneas o expandir las ya existentes. Hacia 1978, la construcción de la línea 4 habría de traer consigo no solo nuevas estaciones, sino también una sorpresa sin precedentes como ¡el casi completo esqueleto de un mamut!


El esqueleto fue encontrado durante una sesión de obras en la actual estación Talismán. De acuerdo a los expertos, el esqueleto perteneció a un mamut colombino adulto, una especie que vivía en una extensa región que comprendía desde Texas hasta Nicaragua y que se distinguía por el gran tamaño de sus colmillos. De acuerdo a varios paleontólogos, en el Valle de México había una gran concentración de mamuts colombinos, ya que era en la zona del Lago de Texcoco donde se reunían para apagar su sed.


Gracias a este afortunado encuentro, el diseñador Lance Wyman concibió la idea de plasmar a la usanza oriental, la suerte de haber encontrado al gran paquidermo mexicano. En países como China, Japón, India y Tailandia existe la antiquísima costumbre de representar la suerte o buena fortuna con un elefante de trompa levantada; por lo que haber encontrado los restos fósiles, en avenida Talismán, no hizo más que despertar en Wyman la fantástica idea de diseñar un talismán con un mamut de trompa levantada como logotipo de la estación.


No sabemos, al día de hoy, tal vez sea este mismo logotipo-talismán el que provea de suerte a la línea 4 del metro; la línea menos transitada de la ciudad y donde nadie ha de aplastarse para ir a trabajar.



[El Mamut de estación Talismán]


Aprende más:
Fuentes:



87 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo