• Compass.

La Ciudad de Pedro

Actualizado: 8 de abr de 2020



“El ser humano tiende a repetirse más de lo que cree y eso hace que la Historia sea una herramienta imprescindible en cualquier ámbito.”

Luis Negrete Cué


Caminar por San Petersburgo es caminar por la ciudad de Pedro el Grande. Pedro I, el zar ruso que revolucionó a su imperio y lo introdujo en la Europa del siglo XVIII, sacando a Rusia de esa especie de obscuridad medieval en que se encontraba sumida cuando en el resto del continente europeo estaba por empezar la era de la Ilustración.


Pedro está presente en toda la ciudad que él diseñó, en lo ancho de las avenidas, en los largos canales, en los palacios y en sus estatuas. San Petersburgo es la ciudad imperial que Pedro creó exprofeso como su capital. No es como las demás capitales europeas, que por majestuosas que sean nacieron como asentamientos romanos para luego ir creciendo sucias, apretadas y como focos de infecciones a través de la Edad Media, para luego llegar al Renacimiento y finalmente a la Era Moderna. San Petersburgo no, San Petersburgo fue creada como ciudad imperial y majestuosa desde un principio.


La ciudad es fundada a orillas del Báltico en 1703, es la salida a este mar que el imperio tanto necesitaba y al mismo tiempo es un manotazo en la mesa de Europa por parte de Pedro, para hacer notar que está ahí y que quiere ser parte del concierto de naciones. La construye en territorio recién arrebatado a los suecos durante la Guerra del Norte, que aun se seguirá luchando contra el némesis de Pedro, Carlos XII de Suecia, hasta 1721. No por nada la primera piedra de la ciudad se coloca en lo que es la fortaleza de Pedro y Pablo, la misma en la que ahora reposan los restos de muchos zares, Pedro I entre ellos.


El zar pone todo su empeño y el de su pueblo (por la fuerza) en la construcción de la que a partir de 1712 y hasta 1918 será la capital del Imperio Ruso. Capital que pasa a llamarse Petrogrado (Ciudad de Pedro) en 1914, ya que al inicio de la Primera Guerra Mundial, San Petersburgo era un nombre demasiado alemán para los rusos. Y que es nuevamente renombrada, entonces como Leningrado en 1924 en honor al líder de la revolución bolchevique recién fallecido, Lenin.


La ciudad de Pedro fue testigo en 1917 del inicio de la Revolución Rusa y en 1918 deja de ser la capital al trasladarse la sede de esta a Moscú. Pasan los años, el comunismo se afianza, se crea la Unión Soviética y de pronto, en 1941 Alemania invade a la URSS y pone sitio a Leningrado. Se dice que a lo largo del mismo mueren un millón y medio de rusos, la mayor parte de ellos civiles.


La furia de la guerra no respeta nada, los nazis se apoderan de los palacios que están en las afueras de la ciudad, el de Catalina, Tsárkoye Seló, y el de Pedro, el Peterhof, para cuya construcción Pedro se inspiró en Versalles, palacio que había sido visitado por Pedro cuando en 1697 organizó la “Gran Embajada”, que viajó a Inglaterra, Francia, Holanda y al Imperio Alemán. Al inicio del sitio, los guardianes de los palacios apenas logran poner a salvo parte del acervo cultural que se halla en ellos. Cuando se levanta el sitio en 1944 ambos están prácticamente en ruinas, igual que toda la ciudad que ha sido blanco de millones de bombas a lo largo de los 29 meses que duró el sitio.


Pero la ciudad y sus palacios renacen y es nombrada “Ciudad Heroica” por su resistencia contra los invasores. Renace y se recupera a pesar de las purgas del terror estalinista y finalmente, en 1991, un par de años después de la caída del Muro de Berlín, recupera el nombre que le puso su fundador, San Petersburgo. Hoy el Jinete de Bronce, la estatua ecuestre de Pedro, enmarcada por San Isaac y su cúpula de oro, ve pasar a sus pies a rusos modernos y a miles de turistas que cada año van a su capital a presentarle sus respetos y a admirarse por la inmensidad de sus avenidas, los colores de sus palacios infinitos, el trazo de sus canales y los colores de sus catedrales.


¿Cuántos eventos históricos vive un mismo lugar? ¿Conocemos cómo se ha posicionado el lugar donde vivimos en la historia?


No olvides seguirnos en nuestras redes sociales:






[Pedro 1 de Rusia]



Aprende más:
211 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo