Letras por la moral

Autora: Edith Gallardo


Alfonso Reyes, intelectual mexicano


En 1944, durante la presidencia de Manuel Ávila Camacho, se puso en marcha una campaña con el objetivo de disminuir el índice de analfabetismo de los mexicanos, especialmente de los indígenas y comunidades rurales que carecían de escuelas y maestros. Dicha campaña corrió a cargo de la Secretaría de Educación Pública[1] (SEP), con Jaime Torres Bodet a la cabeza.



El plan por implementar en la Campaña Nacional contra el Analfabetismo consistía en una serie de cartillas pedagógicas enfocadas a que los mexicanos de todas las edades aprendieran a leer y escribir de manera rápida y sencilla. Así mismo, se pensó una cartilla enfocada a cuestiones más bien cívicas, morales y éticas, pues se consideraba la educación como un medio para aminorar también la desigualdad social y civil. Para la elaboración de esta cartilla, Torres Bodet recurrió a Alfonso Reyes quien sería el autor de la Cartilla moral.



La Cartilla moral sería apenas una parte de un texto más amplio: la Cartilla de Alfabetización. La primera se limitaría a ser acompañamiento de la segunda, una especie de complemento en el que se proponen algunos consejos o principios morales para ayudar a cambiar la forma primaria de vida de la población analfabeta mexicana. Así, Alfonso Reyes propuso doce lecciones en las que subrayaba el respeto a la familia, la naturaleza y la patria.



Sin embargo, la Cartilla moral de Reyes no saldría al público tan fácilmente, pues conllevaba un problema en su contenido. ¿Cuál problema? Reyes, explícitamente, admitió retomar la moral de todos los pueblos civilizados que, según él, estaba contenida en su totalidad en el cristianismo[2], entre otros elementos que, tras dicha afirmación, ya se veían teñidos por la religión. Por lo tanto, de acuerdo con muchos, la Cartilla moral no debía ser distribuida por un Estado laico. A partir de esto comenzó la polémica.



Tras el rechazo de la primera edición de su Cartilla moral, la determinación y firmeza de Reyes, además de su convencimiento en su buen trabajo, lo llevaron a publicarla en 1952 por su cuenta, añadiendo un prefacio en el que afirma mantener un criterio liberal, laico y respetuoso para las creencias[3]. Así, en 1959, 1963 y 1989 se realizaron y publicaron otras tres ediciones independientes a la negativa de la SEP, una en cada fecha.

Alfonso Reyes en estudio


No obstante, en dos ocasiones la SEP tuvo intenciones de recuperar y publicar la breve, pero enorme, obra de Reyes. Primero en 1984, por iniciativa de Jesús Reyes Heroles, entonces secretario de Educación Pública, quien decidió publicar la Cartilla moral, pero su abrupta muerte impidió que el documento viera la luz pública. En una segunda ocasión, en 1992, la SEP intentó lo mismo pero entonces bajo Zedillo como titular de la Secretaría. Sin embargo, aunque se imprimieron un millón de ejemplares, estos no se lograron distribuir debido a que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación apeló a que hacerlo constituía un atentado al Estado laico. Esta versión es la misma que rescató el actual gobierno del presidente mexicano López Obrador, no sin realizarle algunos cambios, que básicamente consisten en suprimir la palabra “cristianismo” y en añadir subtítulos a las versiones.

Sea como sea, la Cartilla moral de Reyes aporta mucho a la formación de todos los mexicanos, pues retoma elementos antropológicos, sociológicos, filosóficos, políticos, cívicos, e incluso de higiene y urbanidad como parte del cuadro de la moral. Además, es un texto de muy buen gusto estético y de frases sencillas y lecciones breves. En la lección XI escribe Reyes lo siguiente:


"Este respeto al mundo natural que habitamos, a las cosas de la tierra, va creando en nuestro espíritu un hábito de contemplación amorosa que contribuye mucho a nuestra felicidad y que, de paso, desarrolla nuestro espíritu de observación y nuestra inteligencia.


Pero no debemos quedarnos con los ojos fijos en la tierra. También debemos levantarlos a los espacios celestes. Debemos interesarnos por el cielo que nos cubre, su régimen de nubes, lluvias y vientos, sus estrellas nocturnas (…)


El amor a la morada humana es una garantía moral, es una prenda de que la persona ha alcanzado un apreciable nivel del bien: aquél en que se confunden el bien y la belleza, la obediencia al mandamiento moral y el deleite en la contemplación estética. Este punto es el más alto que puede alcanzar, en el mundo, el ser humano." [4]



Campesino mexicano en los años 50


Una vez que se lee la Cartilla moral, no cabe más que distinguir que la intención de Reyes era civilizatoria, no necesariamente religiosa (aunque es comprensible que se confunda por su clara influencia cristiana). Sin embargo, es un texto que desborda humanismo y civilidad, que habla de respeto por el orden, la sociedad, la naturaleza, y más, todo en una tónica muy griega, sin mencionar las alusiones que hace a autores clásicos como lo son Aristóteles y Platón. A partir de la polémica con la obra de Reyes cabe cuestionarnos, ¿realmente vale la pena censurar autores que evidencian sus influencias o es mejor mantener una actitud crítica para discernir y aprovechar los elementos útiles para la sociedad? Decida usted por su cuenta.





Aprende más:

"Alfonso Reyes (1889-1959)"- Historia presentada por el historiador Javier Garciadiego ex-presidente del Colegio de México A.C. https://www.youtube.com/watch?v=WZnATceggF8


Fuentes:

Reyes, Alfonso. Cartilla Moral.


  • Garciadiego, J. «Programa 08: La Cartilla Moral de Alfonso Reyes», México Social. 26 de marzo de 2019.


[1] Secretaría del Gobierno mexicano encargada de administrar, regular y fomentar la educación de los y las mexicanas. [2] Reyes, Alfonso. La cartilla moral, Lección I. Edición del Colegio Nacional. [3] Reyes, Alfonso. La cartilla moral, Prefacio. Edición del Colegio Nacional. [4] Reyes, Alfonso. La cartilla moral, Lección XI. Edición del Colegio Nacional.


Imágenes:

https://lasillarota.com/nacion/quien-fue-alfonso-reyes-y-por-que-escribio-una-cartilla-moral/266182

https://www.centrolombardo.edu.mx/alfonso-reyes-1889-1959/

https://elpresentedelpasado.com/2018/05/28/rescatar-el-campo/


Mención especial de la escritora:

Agradecimiento a Manuel Gómez, con quién desarrollé el análisis de la Cartilla Moral para la materia de Filosofía del México Independiente, impartida por la Dra. Virginia Aspe Armella.

187 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo