Los marcos vaciados

Autor: Guillermo Beguerisse Hormaechea


¿Contraseña?...

Hoy traigo para ti una historia agridulce. De esas que superan la ficción. Conoce la historia de uno de los mayores atracos de arte.


La tormenta en el mar de Galilea – Rembrandt


Era de noche. Apenas las primeras horas de la madrugada. Los guardias de seguridad del Museo Isabella Stewart Gardner, en Boston, daban sus rondines habituales cuando dos policías tocaron a la puerta principal del edificio alegando que respondían a una llamada hecha desde el interior por una amenaza de seguridad. Sin saber realmente qué hacer, los guardias les abrieron la puerta y los dejaron entrar. Así comenzó uno de los robos de arte más grandes de la historia de Estados Unidos.



El 18 de marzo de 1990, estos dos supuestos agentes de policía ingresaron sin resistencia al museo, ataron a los guardias en una habitación y robaron 13 obras de arte. Cortaron los lienzos para separarlos de sus marcos y así se llevaron obras de Manet, Degas, Vermeer y, sobre todo, un valiosísimo Rembrandt: su única marina. Más allá del valor económico —juntas, estas obras valen alrededor de $500 millones de dólares —, el costo artístico era invaluable. «La tormenta en el mar de Galilea» fue el orgullo del museo durante años. Rembrandt van Rijn es el pintor más importante del Siglo de Oro holandés por su habilidad para capturar la luz —como hemos recalcado en varios artículos de esta revista—, pero este cuadro resalta por, no sólo ser la única escena marina que pintó, sino porque lo hizo a los 29 años. Lamentablemente, ninguna de estas obras ha sido recuperada. A pesar de que la investigación continúa, ¡32 años después! Hasta la fecha los marcos vacíos cuelgan dentro del museo con la esperanza de recuperar las piezas. Un constante y fúnebre recordatorio.



El FBI inició una investigación para encontrar a los criminales. Incluso ofrecieron una recompensa de $5 millones de dólares —en caso de que tengas información y quieras aprovechar, querido lector—. En el 2013 se publicaron varios artículos periodísticos que sugerían que se había encontrado a los ladrones, miembros de una banda criminal de Nueva Inglaterra. Desafortunadamente el rastro se enfrió. Otra línea de investigación apuntó a un grupo mafioso local que esperaba venderlas en el mercado negro. Una historia curiosa es que en la casa de un exmafioso llamado Robert Gentile se encontró una lista de las pinturas robadas con los precios del mercado negro enumerados. Por supuesto, Gentile aseguró que lo habían incriminado. A partir de ahí, silencio. El FBI tiene alrededor de 30,000 pistas diferentes que han resultado en una búsqueda inútil. El atraco sigue siendo hasta el día de hoy uno de los crímenes de arte sin resolver más destacados de la Historia.



Sin duda una historia digna de Hollywood, de esas en las que los atracadores superan toda barrera con astucia y piruetas coreografiadas. Sin embargo, la realidad es más cruda. Así es como se ha perdido gran parte del patrimonio artístico de la humanidad. Obras que se pierden en una bodega húmeda o que sólo desaparecen para el placer mezquino de alguien. Una historia agridulce que nos atrapa con las proezas de un grupo de ladrones, pero que nos refuerza la importancia de conservar nuestro patrimonio cultural.



¿Qué crees que haya sucedido con estos cuadros? ¿Piensas que algún día vuelvan a colgar dentro del Museo Isabella Stewart Gardner? Si te ha gustado este artículo y quieres que hagamos un especial sobre robos de arte háznoslo saber dejando tu comentario en la parte de abajo de esta página.



Por ahora, muchas gracias por leer. A lo largo de los siglos, la desidia y el olvido han destruido más cultura que la censura y el fanatismo. La forma más fácil de salir de las filas de dictadores, atracadores, inquisidores, censuradores y todo tipo de canallas, es promoviendo la conservación y expansión de la cultura. Por suerte, lo puedes hacer con simples clics en tu pantalla para seguirnos en nuestras redes sociales. Venga, que no se te acaban los clics y es la mejor manera de enterarte cuando salgan publicaciones nuevas. Da clic aquí y síguenos: Facebook, Instagram.


Te invitamos a conocer una nueva recomendación en "Aprende más" al final de este artículo.

Marcos vacíos dentro del Museo Isabella Stewart


 



Aprende más:
  • Nuestro libro recomendado es: The Isabella Stewart Gardner Museum: A Guide por Christina Nielsen, Casey Riley, Nathaniel Silver. Descúbrelo en: https://amzn.to/3wwgwOm


Fuentes:



205 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo