Presentación estelar: Fellini

Autor: Guillermo Beguerisse Hormaechea


¿Contraseña?...

Iniciemos con un nuevo especial de Compass. Guiándote por la Historia, y reconozcamos a cuatro cineastas que han marcado la estética que hoy nos parece natural en el cine. Iniciemos con el disruptivo…


Federico Fellini


Uno de los directores más importantes de Italia, ganador de innumerables premios, nunca trabajó en el extranjero. Federico Fellini nació en Rímini, en la costa del Adriático, en 1920, aunque Roma se convirtió en un segundo hogar. En estos lugares creó e inventó un mundo propio, un espacio en el que sus personajes murieron y vivieron en películas que han inspirado a audiencias y cineastas de todo el mundo.



Antes de convertirse en el director que rompió con la tradición, trabajó como caricaturista, escritor para radio y, finalmente, como guionista. Este último trabajo le valió una nominación al Oscar por el guion neorrealista de «Roma, Ciudad Abierta» de Roberto Rossellini. La primera de ocho nominaciones y cuatro premios para la mejor película extranjera. Su primera película la hizo en conjunto con Alberto Lattuada: «Luces de variedades». La primera dirigiendo solo fue «El jeque blanco», y a partir de ahí siguió con una obra maestra tras otra.



Sus primeras películas se centraban en personajes socialmente marginados, fiel a la estética neorrealista que se vivía en Italia tras la Segunda Guerra Mundial. Con gran parte de los estudios de grabación destruidos y sin mucho presupuesto, los directores italianos de la posguerra se volcaron a grabar en exteriores, buscando retratar la pobreza de su época y la desigualdad social. Sin embargo, Fellini pronto cambió su estilo y agregó a su cosmos cinematográfico elementos de fantasía, poéticos y divertidos, resultando en algo parecido al Realismo Mágico de la literatura latinoamericana.



Con su primer éxito mundial, «La Strada», Fellini llevó la poesía a la tristeza cotidiana. Con circo, juglares y magia, pobló las señas de identidad que lo caracterizaron. A partir de ahí sus películas celebraron la nostalgia y el anhelo por la alegría pasada. Vagabundos, delincuentes, prostitutas, santos, madres y hombres sin sentido quedaron en el centro de atención. Su obra «8 1/2» marcó el inicio de una fase más fragmentaria pero opulenta. Con escenarios sobrecargados, gran variedad de colores, mucha originalidad y una enorme riqueza visual llevó a la pantalla a la antigua y nueva Roma, a Venecia junto a Casanova, e incluso ciudades imaginarias basadas en sus recuerdos. Tras él se acuñó el término fellinesco para referirse a una escena que ha sido alterada al agregar imágenes de alucinaciones o elementos que podrían parecer mágicos o fuera de la realidad.



En más de una ocasión Hollywood le pidió rodar en Estados Unidos, pero siempre se negó. Rímini y Roma le eran suficiente. Le gustaba trabajar con las mismas personas, con su esposa Giulietta Masina en los papeles principales y con Marcello Mastroianni en los masculinos. Confiaba en algunos camarógrafos destacados y en su compositor de cabecera, Nino Rota. Una «familia Fellini» muy a la italiana, arraigada a su tierra, pero con historias que encantaron a todo el planeta.



Su muerte en el otoño de 1993 conmovió a toda la nación. Italia había perdido a uno de sus directores más grandiosos. 28 años después aún inspira a directores contemporáneos —como Martin Scorsese— y a incontables aficionados al cine dispuestos a redescubrirlo en cada proyección. Sin duda su estilo aún resuena en películas contemporáneas —como «Roma» de Alfonso Cuarón— y para los ojos curiosos dispuestos a encontrar lo mágico en el entorno.



¿Qué aportaciones de Fellini descubres en las películas que disfrutas? ¿De qué manera una nación puede convertirse en algo más gracias a sus artistas? ¿Cómo puede cimentarse en las mentes de los demás la visión de una persona?


Muchas gracias por leer este artículo. Recuerda compartirlo y seguirnos en nuestras redes sociales.


Escena de «La dolce vita»

_________


Aprecia tus películas favoritas con ojos nuevos.


El cine utiliza un lenguaje visual basado en la pintura.

Aprender a ver una pintura garantiza un desarrollo estético trasladable al cine

¡Aprende a disfrutar dos artes con un sólo curso!


 


Aprende más:

Fuentes:

230 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo