• Compass.

Astros enmascarados

¿Contraseña?...

Hoy te traigo arte repleto de simbolismo de una de las tribus más enigmáticas y sabias del continente africano. Un pueblo que descubrió las estrellas con el poder de la tradición.



Esta es una máscara kanaga de la tribu Dogón. Se utilizan durante dama, una danza ritual colectiva para los hombres dogones. El ritual garantiza el paso de los difuntos al mundo de los ancestros y sirve de iniciación masculina para los jóvenes que se convierten en adultos. En las máscaras kanaga la cara es representada como una caja con canales para los ojos. La estructura sobre la cabeza tiene varios significados rituales; representando, en su interpretación más elemental, un pájaro, y en su nivel más profundo la fuerza creadora y la disposición del universo como cielo y tierra.



Los Dogón son un grupo étnico de Mali que vive en las escarpadas montañas y mesetas de Bandiagara y que tiene un profundo arraigamiento en sus tradiciones, así como en las enseñanzas espirituales y astronómicas de sus antepasados.



Su sistema de creencias es uno de los más abstractos de entre todos los pueblos africanos. La vida religiosa de los dogones se realza cada sesenta años con una ceremonia llamada sigui, que ocurre cuando la estrella Sirio aparece entre dos picos particulares de las montañas. Este pueblo sorprendió a los antropólogos europeos cuando, al investigarlos, se dieron cuenta que ellos ya sabían acerca de los anillos de Saturno, los cuatro satélites galileanos de Júpiter y, lo más sorprendente de todo, acerca de Sirio B. Una estrella enana, imposible de ver a simple vista, que se ve opacada por el brillo de Sirio, la estrella más brillante del firmamento.



Esta noción del pueblo Dogón hizo que antropólogos y arqueólogos se rompieran la cabeza para encontrar la fuente de tan sorprendente conocimiento astronómico, mientras que también emocionó a los creyentes en vida inteligente extraterrestre. Sin embargo, las investigaciones han avanzado y demostrado que esta sabiduría fue resultado de un proceso de intercambio y asimilación cultural al tener contacto con más pueblos y civilizaciones.



Sea cual sea la respuesta correcta, que hasta la fecha sigue siendo una interrogante, la prueba es que ninguna civilización se da en el vacío y que el intercambio de información ha sido y seguirá siendo una fuente de cultura y de enriquecimiento. ¿Qué podemos aprender de otras culturas para enriquecernos? ¿Qué puntos en común podemos encontrar entre civilizaciones para fomentar la unión y descartar las preconcepciones?


Gracias. No olvides compartir este artículo, seguirnos en nuestras redes sociales y escribir tus comentarios.

Explora nuestro podcast en:


Pueblo Dogón

Aprende más:


Fuentes:

47 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo