Especial Ases del Cielo – “Johnnie” Johnson

Autor: Fermín Beguerisse Hormaechea


Johnnie Johnson con su labrador retriever Sally


Los grandes pilotos no nacen. . . Un hombre puede poseer buena vista, manos sensibles y una coordinación perfecta, pero el resultado final solo se modela con un entrenamiento constante, mucha práctica y experiencia.

Johnnie Johnson



Hacia los primeros años del siglo XX, las calles de Barrow upon Soar, Inglaterra, vieron correr a un joven adolescente fascinado por la velocidad, los autos y la vida misma, pero nadie sabía que aquel adiestrado conductor algún día dejaría el asfalto para despegar a lo alto; ¿su nombre? James Edgar Johnson, mejor conocido como “Johnnie”, “Johnnie” Johnson.



Tras finalizar la universidad, Johnnie intentó ingresar a la Fuerza Aérea Auxiliar de Reino Unido, pero se enfrentó a un rotundo rechazo, lo que solo hizo brillar su tenacidad innata. Inspirado por algunos amigos que lo habían logrado, Johnson intentó otro camino solicitando unirse a la Reserva de Voluntarios de la Fuerza Aérea Real (RAFVR), una opción que resultaba prometedora pues contaba con la oportunidad de volverse un oficial; sin embargo, un nuevo rechazo volvió a frustrar su ambición, orillándolo a ingresar al ejército a través de la caballería. Por un tiempo parecía que a Johnnie le agradaba su puesto, hasta que un día, a inicios de la Segunda Guerra Mundial y cabalgando por el condado de Berkshire, vio a un escuadrón de la Fuerza Aérea Real (RAF) que hizo resonar en él su destino:



"¡Si tengo que luchar contra Hitler, preferiría luchar contra él en uno de esos que en un maldito gran caballo!".



En agosto de 1939, Johnson fue finalmente aceptado por la RAFVR e inició sus entrenamientos los fines de semana volando un hermoso biplano “de Havilland DH.82 Tiger Moth”, llegando a ser seleccionado para entrenar con los mejores aviadores de guerra bajo su nuevo número de servicio 754750; el sueño de Johnnie empezaba a adquirir forma.



Tras un año de constante entrenamiento, nuestro héroe logró aprobar 55 horas y 5 minutos volando solo, lo que lo hizo acreedor de sus “alas” el 7 de agosto de 1940 y le permitió ingresar al Departamento de Funciones Generales de la RAF. Inmediatamente, el 19 de agosto de 1940, Johnnie inició sus nuevas funciones volando el gran caza monoplaza británico “Supermarine Spitfire”, aprendiendo sobretodo de manejo en batalla, vuelo en formación, ataques, acrobacias aéreas y lucha uno a uno. Su talento en el aire pronto le permitió formar parte del Escuadrón 616 bajo las instrucciones de un hombre cuyas enseñanzas le salvarían la vida; su nombre, H.L "Billy" Burton, la lección, usar estratégicamente el sol, las nubes y la altura para derribar al enemigo.




Durante la Segunda Guerra Mundial, una de las operaciones aéreas más utilizadas fue la ofensiva “Circus”, donde se enviaban bombarderos con una escolta masiva de aviones caza, sobre Europa continental, para atraer a la fuerza aérea alemana a combate. Por lo general, se trataba de formaciones de 20 a 30 bombarderos escoltados por hasta 16 escuadrones de cazas de escolta; una formación imposible de ignorar por Alemania nazi.



La primera gran victoria aérea para Johnson fue precisamente acompañando al “Circus 24”. Al cruzar la costa cerca de Gravelines, Francia, un miembro de su equipo advirtió sobre 24 aviones alemanes “Bf 109” que se acercaban por la retaguardia. Mientras Johnnie observaba como 3 de los 24 se sumergían hacia su babor (izquierda), ¡un cuarto voló sorpresivamente frente a él! La adrenalina comenzó a correr, la mira de Johnnie se posicionó sobre el enemigo y, una vez en la mira, accionó el gatillo. Una rafaga de metralla impactó sobre el Bf 109 y después de recibir varios golpes, el capó de la aeronave fue arrojada y el piloto salió disparado. Varios del escuadrón británico presenciaron la victoria de Johnnie, pero la dificultad pronto aumentaría.


[Imagen 1] Supermarine Spitfire/ [Imagen 2] de Havilland DH.82 Tiger Moth/ [Imagen 3] Bf 109


El 9 de agosto de 1941, mientras Johnson sobrevolaba Francia como parte del escuadrón del capitán Sir Douglas Bader, un grupo de “Bf 109” alemanes fue identificado en el área superándolos 3 a 1, pero eso no lo era todo, otro grupo enemigo se encontraba a tan solo 300 metros por debajo de ellos haciendo la situación aún más crítica. Inmediatamente Bader decidió usar la posición de su escuadrón a su favor y ordenó envestir en picada atacando al grupo alemán en desventaja. Fue inevitable, las formaciones se derrumbaron y la batalla aérea se convirtió en una masa de aviones desenfrenados; un caos entre hélices y balas del que Johnnie dijo:



“Me parecía que el mayor peligro era una colisión en lugar de ser derribado, así de cerca estábamos todos […] Fue horrible ... todo en lo que podías pensar era en sobrevivir, salir de esa masa de aviones”



Johnnie logró salir de la vorágine, pero inmediatamente fue atacado por tres aeronaves enemigas. El más cercano estaba a tan solo 100 metros de distancia. Manteniendo un giro empinado, cerrado y en espiral, nuestro piloto estrella recordó las enseñanzas de H.L "Billy" Burton y se sumergió en una nube. Al salir de ella, Johnson vio un Bf 109 solitario e inició la metralla, su enemigo comenzó un descenso accidentado y quedó fuera de combate. La lección del pasado hizo lo suyo, “Billy” no solo le salvó la vida, le consiguió su cuarta victoria.



Al poco tiempo, más enfrentamientos sobrevinieron y Johnnie consiguió su título de “as aviador”, un título que lo acompañó en heroicas victorias como el afamado Día-D mientras apoyaba al desembarco de Normandía desde el aire. Después de ello, Johnnie consiguió su última gran victoria de la guerra en Nimega, Países Bajos, tras la cual sirvió en vuelos de patrullaje sobre el languideciente Berlín nazi. Una vez finalizada la guerra, Johnson vivió la cúspide de su sueño cuando la Fuerza Aérea Real le asignó una comisión permanente como Comandante de Ala. Bajo su liderazgo muchos aviadores aprendieron del gran conductor de Barrow upon Soar que no pudo conformarse con el asfalto.



Y para ti ¿qué sueño te llama a emprender el vuelo?

Te invitamos a conocer una nueva recomendación en "Aprende más" al final de este artículo.



 


Aprende más:


Fuentes:

Imágenes:

Johnnie Johnson con su labrador retriever Sally:https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Wing_Commander_J_E_%27Johnnie%27_Johnson,_commanding_No._144_(Canadian)_Wing,_on_the_wing_of_his_Supermarine_Spitfire_Mk_IX_with_his_Labrador_retriever_Sally,_at_Bazenville,_Normandy,_31_July_1944._CL604.jpg

Supermarine Spitfire: https://www.mozaweb.com/es/mozaik3D/TOR/modernkor/spitfire/960.jpg

de Havilland DH.82 Tiger Moth: https://es.wikipedia.org/wiki/De_Havilland_DH.82_Tiger_Moth#/media/Archivo:De_Havilland_DH82A_Tiger_Moth_%E2%80%98K2585%E2%80%99_(G-ANKT)_(35225555932).jpg

Bf 109: https://assets.puzzlefactory.pl/puzzle/319/717/original.jpg




160 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo