Especial barcos fantasmas: El holandés errante

Autor: Guillermo Beguerisse Hormaechea


¿Contraseña?...

Bienvenido a un nuevo especial referente al mar. Sólo que en esta ocasión navegaremos entre Historia y leyenda. Cruzaremos por mares que, entre maldiciones y fantasmas, aún resguardan tesoros para nuestras mentes del siglo XXI.


The Flying Dutchman - Albert Pinkham Ryder


La leyenda es simple, pero la repercusión enorme. El capitán se paseaba por cubierta bajo la lluvia que acribillaba su velero. La proa peleaba contra olas gigantescas mientras trataba de dar la vuelta al Cabo de Buena Esperanza, la punta más austral de África. Desesperado, el capitán lanzó un grito jurando que lo recorrería a como diera lugar; el destino, amigo de llevar la contraria, lo castigó junto con su tripulación por la imprudencia. El barco nunca llegó al Índico. Quedó condenado a navegar el cabo por la eternidad resplandeciendo para servir como advertencia a otros marineros propensos a la arrogancia.



La leyenda del Holandés Errante se escuchó por primera vez a finales del siglo XVIII y es sin duda el barco fantasma más icónico de la tradición occidental. Su mítica inspiró a escritores como Washington Irving y a compositores como Richard Wagner. Los marineros que hicieron las primeras narraciones hablaban de un barco desconocido que aparecía con todo y tripulación durante las tormentas en el Cabo de Buena Esperanza, pero fue hasta 1821 en Blackwood’s Edinburgh Magazine que se introdujo a la leyenda el nombre del Capitán Hendrick Van der Decken, consolidando así la nacionalidad del fantasma.



Lo más curioso es que los avistamientos del Holandés Errante continuaron hasta el siglo XX. Incluso el futuro rey Jorge V contó haber visto un barco extraño brillando con una luz roja frente a la costa australiana en 1881. Un poco lejos de la punta sur africana, aunque el lector será quien juzgue si la palabra del monarca de un imperio marítimo tiene cierta credibilidad. Incluso ya bien entrado el siglo XX, en 1939, el almirante alemán Karl Dönitz reportó que la tripulación de uno de sus submarinos había visto al holandés mientras patrullaban en Ciudad del Cabo, —algo bueno habrán visto esos marineros que se convencieron de reportarlo a sus superiores nazis, quienes no suelen tener fama de benevolentes comprensivos—.



Entre leyenda y realidad, hay quienes creen que el barco atrae a las rocas a otras embarcaciones que transitan por el cabo; la venganza del capitán celoso. Otros se inclinan más hacia una explicación científica. La aclaración lógica, siempre atraída a explicar lo sobrenatural, cree que estos avistamientos son un tipo de espejismo llamado Fata Morgana. Este fenómeno óptico ocurre cuando la humedad, las condiciones atmosféricas y la luz se unen para desplazar la imagen de objetos distantes. En pocas palabras, barcos que flotan en el aire contra el horizonte. El efecto Fata Morgana proviene del italiano, y quiere decir hada Morgana, en referencia a Morgan le Fay, la hermanastra del rey Arturo. Ella, según las leyendas artúricas, era un hada cambiante. Más leyenda sobre leyenda para rematar. Una combinación que habla volúmenes sobre nosotros como humanos y que explica la verdad por medio del mito.



Fantasma o ciencia, lo cierto es que el Holandés Errante es una historia apasionante que distintos artistas han adaptado a los tiempos, al mensaje que deseaban transmitir y al sentir de sus corazones turbados. Tal vez este fantasma sigue vivo gracias a ellos como un recordatorio de prudencia, eternidad y dualidad. De nosotros depende reconocer su significado y valor, porque muchas veces, la Historia nos recuerda sus enseñanzas con un poco de imaginación.



¿Qué valor le encuentras a los mitos? ¿Por qué crees que los recordamos más fácilmente que los datos duros y científicos?



Muchas gracias por leer este artículo. ¡Síguenos en nuestras redes para que no dejes de leer las siguientes entregas de este especial! Sólo así sabrás cuando salgan. Seguirnos es gratuito y te recordaremos cuando tengamos publicaciones nuevas. Da clic aquí y síguenos: Facebook, Instagram.


Fata Morgana



 



Aprende más:


Fuentes:



100 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo