• Compass.

«Historias de marinos» - Motín en el paraíso

Actualizado: 21 de nov de 2020

Autor: Guillermo Beguerisse Hormaechea


¿Contraseña?...

Pasa y dime, ¿cómo te sentirías si tu tripulación te abandonara a la mitad del océano? Esto fue lo que le hizo a su capitán la tripulación del HMS Bounty. Y lo hicieron para fugarse con sus nuevas novias.



Este grabado de Robert Dodd, reconocido pintor marino británico y grabador de aguatinta de finales del siglo XVIII, retrata el infame, y no por ello menos famoso, motín del buque HMS Bounty.



En diciembre de 1787, a cargo del capitán William Bligh, el Bounty zarpó de Inglaterra hacia el Pacífico Sur. En la isla de Tahití debía recolectar árboles de pan para transportarlos a las Indias Occidentales y que su fruto sirviera de alimento a los esclavos. Diez meses después llegó a la isla y permaneció ahí cinco meses, en los cuales la tripulación descubrió la vida idílica proporcionada por el clima, el paisaje y las románticas costumbres de las tahitianas.



El 4 de abril de 1789, el HMS Bounty partió del paraíso encontrado con un almacén repleto de árboles de pan. Tres semanas después, la embarcación fue capturada en un motín dirigido por el primer oficial Fletcher Christian. Famoso por su tiránico y grosero trato, el capitán Bligh no tenía comparación con las encantadoras maneras de las tahitianas, así que se le abandonó a la deriva junto con dieciocho marineros leales en un pequeño bote. La nueva tripulación del Bounty, encantados con la nueva administración, redirigió su rumbo hacia Tubuai al sur de Tahití.



Con una condena de muerte a la mitad del Pacífico, Bligh y su tripulación superaron las dificultades y dos meses después llegaron exitosamente a Timor en las Indias Orientales. Desde ahí regresaron a Inglaterra y volvieron a navegar a Tahití a terminar la misión encomendada. Mientras tanto, Christian y sus secuaces, tras fracasar en su intento de establecerse en Tubuai, navegaron hacia Tahití, donde dieciséis hombres decidieron quedarse a pesar del riesgo de ser capturados y procesados por las autoridades británicas. Christian y otros ocho se aliaron con seis hombres tahitianos y junto con una docena de mujeres decidieron buscar refugio en una nueva isla. En enero de 1790, el Bounty llegó a la isla Pitcairn.



Los amotinados que se quedaron en Tahití fueron capturados y ahorcados en Inglaterra. Sin embargo, los colonizadores de Pitcairn no fueron descubiertos hasta 1808, cuando un ballenero estadounidense fue atraído por una columna de humo en una isla supuestamente desierta. Ahí descubrieron a John Adams, el único superviviente de los amotinados, como patriarca de la comunidad de Pitcairn.


Las Islas Pitcairn se volvieron parte del territorio británico en 1838. Hoy en día pocas docenas de personas viven en Pitcairn, aunque la mayoría pueden trazar su linaje hasta los amotinados del HMS Bounty.



¿De qué manera un líder puede verse eclipsado por sus propios modales? ¿Conoces otro acto de rebeldía que haya culminado en el asentamiento de una comunidad y el descubrimiento de tierras?


¡Tenemos una noticia para tí! Ahora, con tan solo saludarnos por Whatsapp y guardar nuestro contacto, podrás acceder al contenido semanal cada viernes con la facilidad de un click.


Haz click aquí: https://cutt.ly/tgJO2R6

o

escríbenos al: +52 55 8036 0046

Explora nuestro podcast en:

Aprende más:

Fuentes:
  • Dodd, R. (s.f.). En 1831, los isleños de Pitcairn fueron reasentados en Tahití, pero insatisfechos con la vida allí, pronto regresaron a su isla natal. En 1838, las Islas Pitcairn, que incluyen tres islas cercanas deshabitadas, se incorporaron al Imperio Británico. Para 1.

  • Johnson, B. (2020). Mutiny on the Bounty. Recuperado el 22 de Septiembre de 2020, de www.historic-uk.com: https://www.historic-uk.com/HistoryUK/HistoryofEngland/Mutiny-on-the-Bounty/






356 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo