Los cantos sin sonido

Autor: Guillermo Beguerisse Hormaechea


¿Contraseña?...

Seguro te has dado cuenta de que la música es una de las creaciones humanas más apreciadas, expandidas y disfrutables. ¿No te parece raro que no tengamos música de antes de la Edad Media? Hoy traigo para ti un verdadero tesoro de la antigüedad.


Epitafio de Seikilos


Empecemos por el principio. Pero realmente el principio: el instrumento musical más antiguo que se ha encontrado es una flauta de treinta y cinco mil años de antigüedad. Con eso sabemos que por lo menos desde entonces ya existía el concepto de música, aunque es imposible determinar cuándo se inventó. Algo igual de complicado es saber a qué sonaban las composiciones anteriores al medievo que han sobrevivido. De hecho, la pieza más antigua de todas es un fragmento de un antiguo himno religioso sumerio; pero no sólo está incompleto, sino que la manera en la que se cantaba es un completo misterio. Imagina, no sabemos realmente cómo sonaba la música antes del siglo XI cuando Guido de Arezzo inventó la notación musical que sirvió de base para la que usamos hoy en día. ¡Más de treinta y cuatro mil años de música completamente perdida!



Pero, y este es un «pero» afortunado, tenemos una única pieza de la antigüedad que no sólo está completa y es legible, sino que sobre algunas letras contiene una notación musical que con mucho esfuerzo se ha podido desentrañar. Escrito entre el año 200 a.C. y el 100 d.C., el epitafio de Seikilos —a veces también llamado Sícilo— es la composición musical antigua más completa que tenemos. ¡Y sabemos cómo se toca!




A nivel histórico lo único seguro es que esta composición está tallada en la estela lapidaria de una mujer. A partir de ahí empiezan las contradicciones. Algunos historiadores creen que el compositor, un hombre llamado Seikilos, escribió esa canción para la tumba de su esposa, Euterpe. Otros, en cambio, creen que Euterpe era la madre de Seikilos. Madre o esposa, el epitafio fue descubierto en la actual Aydın, Turquía, en 1883, por un arqueólogo escocés llamado William Mitchell Ramsay. Para anudar aún más el entresijo de esta pieza, eso es lo único certero sobre su descubrimiento. Algunos dicen que Ramsay se llevó la columna a un museo en Esmirna en donde se mantuvo segura hasta la guerra greco-turca de 1919. Para mantener la estela a salvo, el cónsul holandés en Turquía la sacó del país —¿por qué el cónsul holandés? No se sabe—. La otra versión afirma que la estela se descubrió durante la construcción del ferrocarril de Esmirna a Aydın. El director de la constructora, Edward Purser, la mantuvo en su casa, donde Ramsay la encontró y entendió la importancia del hallazgo. Lamentablemente, cuando el escocés recalcó en la columna la esposa de Purser la usaba como decoración en su jardín y le había rebanado la última línea de la inscripción para tener una superficie lisa. Aún en esta variante de la historia, el cónsul holandés estuvo involucrado a la hora de sacar la pieza del país. Después de cualquiera que haya sido el camino, lo cierto es que el yerno del cónsul terminó llevándosela a La Haya, en los Países Bajos, donde permaneció hasta 1966, cuando el Museo Nacional de Dinamarca la compró. Hoy permanece ahí.



La estela tiene una inscripción que se divide en tres partes: una descripción, una canción y una dedicatoria La primera lee: «Soy una imagen de piedra, Seikilos pone en mí, donde soy, por siempre, señal de eterno recuerdo» y la última: «Seikilos a Euterpe». Ahora, la canción tiene un tipo de notación que usa letras griegas con marcas sobre ellas para indicar sílabas y tonos. Así es cómo se pudo transcribir la pieza e interpretarla hoy en día.



Transcripción del Epitafio de Seikilos


En cuanto a cómo suena y qué dice, te hemos preparado un video con la interpretación más apegada junto con el significado de su letra. Da clic en alguna de estas ligas, la que más te acomode, y escucha esta pieza compuesta hace más de dos mil años: Instagram Reel o TikTok.


No olvides seguirnos tras ver el video, en nuestras redes encontrarás en formatos de corta duración cápsulas de Historia diseñadas para ti. Seguirnos es la mejor manera de disfrutar todo el contenido que hacemos pensando en nuestra comunidad y también motiva a las plataformas a mostrarle contenido cultural a más personas. Recuerda que la cultura es una cadena que debemos proteger y a la que debemos sumar. Por favor no la rompas. Da clic aquí y síguenos: Facebook, Instagram, TikTok.



 


Aprende más:

Nuestro libro recomendado es - El Libro de la Música Clásica por DK:

https://amzn.to/3A8vvQl


Fuentes:

92 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo