Picasso de Oriente

Autor: Guillermo Beguerisse Hormaechea


¿Contraseña?...

Pasa, que hoy tengo para ti pinturas del lejano oriente. Arte que tiene sus propias reglas y que un hombre reformuló a costa de su propia vida.


Lago Verdant – Zhang Daqian


Zhang Daqian, pronunciado como Chang Ta-chien, nació en 1899 en la provincia de Sichuan al centro de China. Desde pequeños, a él y a sus hermanos, su madre les enseñó a pintar con el estilo tradicional chino, así como caligrafía, dos artes muy apreciadas socialmente. A los dieciséis dejó su pueblo natal para estudiar en otra ciudad. Inexperto, al cabo de un año se terminó su dinero y no tuvo más remedio que regresar a pie a su hogar. Sin embargo, en el camino fue secuestrado por un grupo de salteadores. Cuando la banda decidió que lo mejor sería pedir dinero, le obligaron a escribir su propia nota de rescate. Zhang la hizo con caligrafía de tal calidad que el líder de los ladrones optó por unirlo a la pandilla como secretario personal. Así, Zhang comenzó una vida criminal en la que era inaceptable que regresara con las manos vacías cada vez que incursionaban a robar una casa. En estos robos se apropiaba de libros, algo perfectamente aceptable para el secretario. En este inesperado entorno encontró el gusto por la poesía.



Finalmente pudo escapar y en 1917 junto con su hermano mayor viajó a Japón para aprender teñido textil. Dos años más tarde, Zhang viajó a Shanghái para aprender pintura tradicional de dos de los pintores más famosos de la época: Zeng Xi y Li Ruiqing. Gracias a ellos, Zhang pudo estudiar con detalle las obras de maestros antiguos. Pintaba con tan buena calidad que pronto comenzó a falsificar obras de maestros de la pintura china que se vendían como originales. El ladrón poeta ahora también era falsificador.



Durante los siguientes años se comprometió, pero al morir su prometida decidió convertirse en monje. Con una personalidad desordenada y acostumbrado a viajar, Zhang terminó por dejar el monasterio y a lo largo de los siguientes años consiguió cuatro esposas. Al inicio de la década de 1930 viajó a Pekín, donde desarrolló su estilo clásico. Con la invasión japonesa tuvo que huir, se refugió en el templo Tao del monte Qingcheng y desde ahí organizó una expedición a las cuevas de Mogao, un antiguo templo-biblioteca en el desierto de Gobi. Al llegar ahí encontró el santo grial de la pintura china: una infinidad de pinturas murales budistas hechas desde el siglo V hasta el XIV. Zhang se dedicó a copiarlas minuciosamente, gastándose todo su dinero en materiales y pigmentos minerales que resultaron tan caros que tuvo que endeudarse. El resultado fueron cientos de pinturas que reproducían fielmente cada detalle de los impresionantes frescos.



A partir de ahí comenzó su proceso de experimentación. El primer paso fue salir de China a principios de la década de 1950. Viajó y vivó en varios lugares, Argentina, Estados Unidos y Brasil. En São Paul diseñó y plantó un jardín en el que vivió por quince años sin dejar de pintar. Su estilo lo acercó al mundo internacional del arte, pero se topó con una brecha cultural al ver que su obra no era tan apreciada como el cubismo, el futurismo o el surrealismo. Decidió hacer algo al respecto y viajó a Francia, específicamente a Niza, en donde se encontró con Pablo Picasso. Ambos pintores sintieron simpatía al instante. Picasso y Zhang intercambiaron ideas y abrieron aún más sus horizontes pictóricos. La prensa entendió el poder del encuentro. A partir de ahí, la fama de Zhang aumentó en occidente. Finalmente, las cosas parecían avanzar en la dirección correcta, hasta que un accidente frenó en seco a Zhang.



Un día, moviendo una de las piedras de su jardín, el peso desencadenó algo dentro de él y Zhang dejó de ver bien. Sin quedar ciego, ahora no podía ver con claridad la punta de su propio pincel. La línea perfecta que lo caracterizaba había quedado en el pasado. La desesperación se apoderó de él. Lo único que amaba en la vida se había desvanecido en un instante… Hasta una noche de lluvia en la que le llegó la inspiración. Se levantó de su cama y en su taller comenzó a manchar con tinta un lienzo. Fue la manera de romper con las ataduras que lo mantenían en la tradición y la pérdida parcial de la vista creó una nueva era en su pintura. Finalmente había alcanzado su destino. Con manchas unió el pasado con el futuro. Pintura figurativa con abstracta.



En 1978 se asentó en Taiwán y las pinturas que había hecho de las cuevas de Mogao las donó al Museo del Palacio Nacional de Taipéi. Tenía 82 años cuando comenzó su pintura: «El Monte Lu». En un lienzo de seda gigantesco, de 1.8 metros de alto y 12 de largo, casi ciego, viendo con un sólo ojo y con problemas del corazón, pintó con pinceles gigantes, delineando y manchando con lentitud para no desmayarse. Tres años después, casi al terminar la pintura, murió de insuficiencia cardiaca el 2 de abril de 1983. Fue su última pintura y es un resumen del estilo que logró durante su vida.



El ladrón poeta, el monje falsificador, el explorador endeudado, el jardinero ciego, el Picasso de Oriente: Un hombre que unió pasado y futuro y que dejó su vida en sus pinturas. Zhang Daqian, fue uno de los artistas chinos más prodigiosos del siglo XX. Enraizado en la tradición, llevó la pintura china a lugares insospechados. No por nada hoy sus pinturas se venden por millones de dólares en subastas internacionales.



¿Qué opinas de sus pinturas ahora? ¿Encuentras una vida accidentada dentro de ellas? ¿O te hablan de un hombre que, pese a todo, buscó compartir la belleza que veía incluso tras ojos empañados?


Paisaje figurativo de Zhang Daqian

Monte Lu – Zhang Daqian


Réplica de pintura en Mogao – Zhang Daqian. / Pintura figurativa de Zhang Daqian

Zhang Daqian y Pablo Picasso


¡Tenemos una noticia para ti! Ahora, con tan solo saludarnos por Whatsapp y guardar nuestro contacto, podrás acceder al contenido semanal cada viernes con la facilidad de un click.



Haz click aquí: https://cutt.ly/tgJO2R6


o


escríbenos al: +52 55 8036 0046

Explora nuestros videos en:

Aprende más:

El Picasso de Oriente (video en inglés): https://www.youtube.com/watch?v=BE-HvM6hM_w&ab_channel=Perspective


Fuentes:

China Online Museum. Zhang Daqian. 2021. https://www.comuseum.com/painting/masters/zhang-daqian/ (último acceso: 08 de marzo de 2021).

Hammer, Liz. Zhang Daqian: A guide to China’s most popular artist. 10 de junio de 2020. https://www.christies.com/features/10-things-to-know-about-Zhang-Daqian-9229-3.aspx (último acceso: 08 de marzo de 2021).



79 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo