Vanitas: Recordar lo inolvidable

Autor: Guillermo Beguerisse Hormaechea


¿Contraseña?...

Hoy viajaremos por varias regiones y eras para conocer el poder de una idea que ha repelido a algunos y fascinado a otros…


Vanitas con libros, manuscritos y una calavera - Edwaert Collier


Después de una conquista, los generales romanos entraban a la ciudad en el puesto cardinal de un desfile majestuoso entre vítores de todos los ciudadanos. Los asistentes veían al vencedor vivir una experiencia alucinante, digna de los dioses, pero sólo algunos notaban al ayudante detrás del vencedor. Este hombre tenía una sola misión: susurrarle al oído al comandante «Recuerda, eres mortal». ¡Imagina el efecto de un recordatorio así en la cima de la gloria!



Estos recordatorios forman parte del memento mori, una práctica de reflexionar sobre la propia mortalidad que se remonta a Sócrates en la civilización occidental, pero común en varias culturas. Por ejemplo, los primeros textos budistas utilizan el término maranasati, que se traduce como recordar la muerte; y algunos sufíes han sido llamados «gente de la muerte» por frecuentar cementerios para reflexionar. Para nosotros, los posmodernos, estas reflexiones nos pueden parecer horribles, pero ocultan la llave a una vida mucho más plena si se alcanzan a abrazar con la filosofía correcta.



En el arte, las pinturas vanitas son un estilo particular de naturaleza muerta que fue muy popular en los Países Bajos desde el siglo XVII. Su intención es recordar sobre la propia mortalidad y la inutilidad de las actividades mundanas. Comenzaron alrededor de 1550 como pinturas hechas detrás de retratos para servir como recordatorio al representado—muy a la romana—, pero a la vuelta del siglo evolucionaron hasta convertirse en obras de arte por derecho propio. Estos cuadros incluyen objetos que hacen referencia al paso del tiempo y a la desaparición: velas encendidas, burbujas, flores marchitándose, recipientes de cristal —destinado a romperse—, e incluso alguno que otro cráneo. Muchas veces rodeados por cosas que en el contexto pierden todo valor, como monedas de oro o joyas para representar la riqueza, o mapas y telas para representar el poder. Para agregarle más simbolismo al recordatorio ya de por sí fuerte, los elementos están en desorden, contrario a otros cuadros de naturaleza muerta, justamente para representar el caos que causa el materialismo en una vida digna.



En sus «Meditaciones», el emperador romano Marco Aurelio escribió: «Podrías dejar la vida ahora mismo. Deja que eso determine lo que haces, dices y piensas». Este es un recordatorio personal para vivir con virtud en todo momento y a partir de este instante. No esperar. Al igual que Marco Aurelio, otros estoicos encontraban este pensamiento vigorizante. Séneca escribió «De la brevedad de la vida» donde aconsejó que no se debe perder el tiempo en asuntos sin importancia y, sin embargo, sí se debe aprovechar bien el tiempo propio. Epicteto les insistía a sus alumnos mantener diario la muerte ante sus ojos, junto con otras cosas que les parecieran terribles para no tener ningún pensamiento bajo o deseo excesivo. Componentes básicos para una vida virtuosa.


Vanitas - Philippe de Champaigne


Volviendo al arte, el pintor francés Philippe de Champaigne en su vanitas mostró tres elementos: el tulipán, símbolo de la vida; la calavera, representación de la muerte, y el reloj de arena, el tiempo. Tres elementos relacionados para fomentar la reflexión sobre la fugacidad de la vida y la urgencia de aprovecharla. Serius est quam cogitas —es más tarde de lo que crees—. Meditar sobre la propia mortalidad es una herramienta que crea prioridad y significado, que da una perspectiva real a las cosas que requieren urgencia. En pocas palabras, tratar nuestro tiempo como un regalo y no desperdiciarlo en trivialidades. De esta manera la muerte no hace que la vida pierda sentido —con permiso, Sartre—. Aunque no viene mal una calavera como recordatorio cada cuanto.


¿Qué opinas sobre esta perspectiva? ¿Encuentras utilidad en el estoicismo y el memento mori en la actualidad?


Muchas gracias por leer este artículo. ¡Síguenos en nuestras redes para leer más entregas como esta! Seguirnos es gratuito y así recibirás recordatorios cuando tengamos publicaciones nuevas. Da clic aquí y síguenos: Facebook, Instagram.


 



Aprende más:

Nuestro libro recomendado es - Meditaciones de Marco Aurelio - Descúbrelo en: https://amzn.to/3WqY3xV



Fuentes:
143 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo