• Compass.

Una fruta extraña

Actualizado: 23 de ago de 2020

Autor: Guillermo Beguerisse Hormaechea


[Billie Holliday-Cantante de Jazz]

¿Contraseña?...

Excelente, una vez más por aquí. Pasa, lo de hoy te arrebatará, tenlo por seguro.


En la primavera de 1939, un extraño fruto emergió de una de las voces más emblemáticas del Jazz. Billie Holiday, en un pequeño lugar conocido como Café Society con poco más de 200 neoyorquinos como público, dejó salir de su garganta una canción que transformaría para siempre la música y las canciones de protesta. La canción que interpretó, por primera vez, era “Strange fruit”.


En un escenario completamente obscuro en donde únicamente un haz de luz enmarcaba a la cantante, las palabras del poeta judío Abel Meeropol -enmascarado bajo el seudónimo Lewis Allan- conmovieron a la audiencia hasta el llanto. La canción hablaba sobre una extraña fruta que había surgido de los álamos en Marion, Indiana, EE. UU., en agosto de 1930. Aquellos frutos se llamaban Thomas Shipp y Abram Smith. Ambos, por ser negros, macabramente colgados por el cuello de un árbol con la ayuda de una cuerda.


El racismo en el sur de Estados Unidos era la copa de la que varios negros debían beber diariamente. Sin embargo, cuando esta copa se tornaba venenosa, muchas veces sus cuerpos se encontraban sin vida en lugares que aumentan la obscenidad de los asesinatos por su familiaridad.


Esta fue la historia de estos dos hombres que colgaron ahorcados por culpa del racismo y la intolerancia, y que quedaron retratados en una tétrica fotografía para un periódico. Frutas extrañas, colgando, resultado del odio. Una imagen que quedó plasmada en una canción que al ser interpretada por Billie Holliday durante sus presentaciones en distintos bares, suspendía a los meseros al fondo de los salones, quienes, por respeto, dejaban de servir copas a los asistentes que sin palabras escuchaban la desgarradora historia de crueldad.


Billie Holliday, una estrella en el firmamento de la música, vivió hasta los 44 años. Víctima de la adicción a la heroína que trágicamente constriñó al mundo del Jazz durante el siglo XX y paladín de la lucha por los derechos que muchos cantantes y músicos negros tuvieron que pelear, hasta hoy en día nos conmueve con la sinceridad y fuerza de sus canciones.


¿Qué nos puede decir una canción sobre nosotros mismos? ¿Es, acaso, una cantante, la voz del alma humana que se empeña en recordarnos quienes somos realmente y nos estimula a ser algo mejor?

Esforcémonos por que esta extraña fruta no tenga que volver a florecer para servir como espejo a una sociedad que implora por el cambio justo.


Te dejo aquí esta grabación para que pienses si debes llevarla… por lo menos en tu corazón:

Aprende más:
  • Amoako, Aida. bbc.com. 17 de Abril de 2019. http://www.bbc.com/culture/story/20190415-strange-fruit-the-most-shocking-song-of-all-time (último acceso: 22 de Octubre de 2019).

Fuentes:
  • Holiday, Billie. Strange Fruit. Comp. Abel Meeropol.Marcos, Carlos. elpais.com. 25 de Febrero de 2014.https://elpais.com/elpais/2014/02/25/planeta_futuro/1393340323_163321.html (último acceso: 22 de Octubre de 2019).





360 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo