• Compass.

Zoroastro: Un Regalo Dual

Actualizado: 23 de ago de 2020

Autor: Fermín Beguerisse Hormaechea

Durante el siglo VI-V a.C el mundo vivía una transición del nomadismo al sedentarismo. Los pueblos indoeuropeos hacía tiempo que se esparcieron por Europa y Asia Central. Los que permanecieron en las estepas asiáticas se subdividieron en dos pueblos separados por sus lenguas: el avéstico y el sánscrito. Estos pueblos indo-irianos, conocidos así por su ubicación entre India e Irán, se autodenominaron como arios, que en sus lenguas se define como “noble”. Los arios avésticos adoraban a distintos dioses llamados devas, y éste pueblo, conservándose nómada, practicó la rapiña contra los pueblos sedentarios. En este contexto, un hombre llamado Zoroastro, identificó el caos y la violencia de los pueblos nómadas como el contrario de los dioses ahuras, promotores de la justicia, la verdad y la bondad. De manera que, a través de una revelación por parte de Ahura Mazda, Creador de todo y el mayor de los ahuras, Zoroastro regaló al mundo una concepción dual de la realidad; en otras palabras, el hombre habría de elegir si luchar por el bien (Ahura Mazda) o por el mal (Ahriman).


Algunos investigadores consideran al cautiverio judío en Babilonia, originado por la destrucción del Templo de Salomón en manos del rey caldeo Nabucodonosor II, como un momento propicio de interacción entre principios judaicos y zoroastras, ocasionando que el dualismo se traspasara a religiones hermanas como el cristianismo y el islam, llegando así hasta nuestros días.


Aprende más:
Fuentes:
  • Marina, J.A & Rambaud J. Biografía de la Humanidad, Ed. Paidós, México, abril 2019, pp. 146-147






51 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo