• Compass.

El apóstol de la India

Autor: Fermín Beguerisse Hormaechea


De entre las montañas y verdes colinas de Kerala, al suroeste de una India predominantemente hinduista, hoy resaltan cruces, estampillas de la Virgen María y estatuas de un Jesucristo resucitado alzadas sobre fieles cristianos enorgullecidos de sus antiquísimos orígenes.


Además de contar con fuentes históricas plasmadas en las memorias de reconocidos navegantes y exploradores como Marco Polo y Vasco de Gama, donde si bien destacan su sorpresa por la presencia de comunidades cristianas en India mucho antes de su llegada o por su hallazgo de la tumba de Santo Tomás Apóstol, como aseguró en su momento el aventurero y comerciante veneciano, es importante destacar la existencia de escritos previos que aluden el origen apostólico directo de estos particulares reductos cristianos que viven en la Kerala contemporánea.


En su volumen III de la Historia Eclesiástica, Eusebio de Cesarea (s. III- s. IV d.C), padre de la historia de la Iglesia por sus primeros relatos del cristianismo primitivo, citó un texto del padre de la Iglesia Oriental, Origenes Adamantius (s. II-III d.C), que decía:


“… y los discípulos fueron esparcidos por toda la tierra. Tomás, según sostiene la tradición, recibió Partia.”


Partia era una región histórica situada en el noroeste de Irán que fungía como tramo de la conocida Ruta de la Seda desde el siglo I a.C. lo que a su vez permitió la conexión de los pueblos judíos de la Palestina histórica con el interior del continente asiático. Esta interacción entre el pueblo judío y los primeros cristianos con mercaderes del oriente, se rescata en los “Hechos de Tomás”, textos sirios del siglo III d.C. considerados apócrifos pero que pueden arrojar luz sobre las interacciones culturales de aquel entonces.


En los Hechos del apóstol, se relata la historia de Santo Tomás, quien, tras creer en la resurrección de Jesucristo, recibe la orden de predicar el Evangelio no solo a Partia sino también al subcontinente indio. Viajando con la guía de un mercader llamado Habban, Tomás desembarcó en el puerto de Cranganore, hoy Kodungallur (suroeste de India), en el año 52 d.C. para de allí viajar hasta Mylapore, cerca de Madrás, donde finalmente se presentó ante el poderoso rey Gondofares quien, al reconocer las aptitudes arquitectónicas del extranjero le dio acceso ilimitado a las arcas reales para así financiar un nuevo y suntuoso palacio.


Durante la ausencia del rey, Santo Tomás repartió, por dos años, las riquezas reales entre los pobres y se dedicó a continuar cristianizando a la población india. A su vuelta, Gondofares resulta sorprendido por no encontrar palacio alguno, y ordena el arresto inmediato del apóstol, quien no sería liberado sino hasta que, resucitado el hermano del monarca, se testificara el magnifico palacio celestial que Tomás había construido en el Reino de los Cielos por medio de sus actos. Sin embargo, cuando a causa de las predicaciones cristianas, la reina y otras damas se negaron a mantener relaciones sexuales con sus maridos hasta su conversión al cristianismo, Gondofares decidió condenar a muerte a Santo Tomás.


Durante sus tormentos, se narra que el santo fue acompañado por Dios, quien hizo brotar agua cuando le obligaron a caminar sobre láminas de hierro ardiendo; apagó el horno en el que le introdujeron y derritió al ídolo en forma de sol ante al que le forzaron arrodillarse. Finalmente, viéndose imposibilitados de torturarlo la historia narra que Tomás fue dado a muerte clavándole una lanza, símbolo con el que hoy se distingue la representación de este apóstol martirizado.


Al día de hoy, las comunidades cristianas indias de Kerala no solo festejan las fiestas de Navidad con villancicos, pastel y misa de medianoche, sino que conmemoran con bastante precisión el martirio del santo que les llevó el mensaje de Cristo, conmemorándolo el día 3 julio de cada año, tal y como su tradición lo recuerda.


Si bien existe cierta suspicacia o algunas dudas detrás de la predicación de Santo Tomás en India, la existencia de cristianos en el suroeste indio es sin duda una forma de arqueología viva que nos remite a un pasado interconectado y aún vigente. ¿Cuántos tipos de arqueología viva reconoces en tu presente? ¿Existe alguna práctica o costumbre que te remita a un pasado vivo?


Gracias. No olvides compartir y seguirnos en redes sociales:


Explora nuestro podcast en:


[Kerala-Ubicación geofráfica/Iglesia en Kerala/ Kerala-Alrededores]

Aprende más:

Serena Fass, In the footsteps of St. Thomas. Presentación del libro.

https://vimeo.com/149961370

Fuentes:

89 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo