• Compass.

Saga de la exploración – El viajero que cruzó el fin del mundo

Actualizado: 22 de ago de 2020

Autor: Guillermo Beguerisse Hormaechea


¿Contraseña?...

Pasa y dime, ¿qué te pareció la historia de Ibn Battuta? Hoy te tengo la historia de otro explorador que dejó sus memorias por escrito y que llegó a servir en la mítica corte de Kublai Kan en Xanadú.




Esta pintura de tinta y colores sobre seda del pintor Liu Guandao data de 1280 y representa a Kublai Kan quinto y último gran kan del Imperio mongol y primer emperador chino de la dinastía Yuan junto con su emperatriz en una escena de caza en el desierto de Gobi. Fue alrededor de ese año que el gran Kan concedió audiencia a tres comerciantes venecianos en su capital de verano: Xanadú. Los tres venecianos eran Marco Polo junto con su padre y tío. Marco Polo causó buena impresión en el monarca y decidió tomarlo a su servicio.



En el «Libro de las maravillas», Marco Polo relata veinticuatro años de travesías y descubrimientos entre 1271 y 1295. El largo viaje desde Venecia a Pekín se prolonga tres años en donde el joven explorador cruzó tierras lejanas y exóticas. En su travesía Polo aseguraba haber visto en Armenia la silueta del monte Ararat, famoso por ser el lugar donde se posó el arca de Noé al terminar el diluvio; pozos de alquitrán siempre encendidos y alumbrando las noches del desierto en Mesopotamia; el gran árbol en el Jorasán persa que hasta entonces se creía indicaba el fin del mundo; las extensas planicies de Asia Central asoladas por las hordas mongolas y los inhóspitos desiertos de Taklamakán y Gobi.

Al llegar a Xanadú se encontró con un palacio majestuoso, completamente decorado y rodeado por hermosos jardines llenos de plantas y animales exóticos, junto con una espléndida corte que incluía soldados, monjes, magos, chamanes, astrólogos y nigromantes.



Bajo las órdenes de Kublai Kan, durante diecisiete años Marco Polo viajó intensamente por China. Sus relatos incluyen serpientes bestiales, junglas asfixiantes, médicos brujos, las gigantescas montañas del Tíbet, la peculiar gente del norte de Vietnam y las heroicas batallas de los mongoles para conquistar Birmania. Sin embargo, a pesar de su envidiable posición en el gobierno, los Polo ansiaban regresar a Venecia y disfrutar de las riquezas obtenidas. Después de años de ruegos, finalmente el Kan accedió a sus súplicas y decidió enviarlos a una última misión tras la cual podrían volver a su ciudad natal: escoltar a una princesa hasta el Ilkanato de Persia en donde se casaría con su gobernante, el kan Arghun.



Embarcaron en Zaitón y circunnavegaron Indochina hasta la isla de Java. Desde allí, continuaron a Sumatra y por el estrecho de Malaca alcanzaron Sri Lanka al sur de la India. Finalmente alcanzaron la corte persa, en donde dejaron a la princesa prometida, y de ahí continuaron hacia el estrecho de Ormuz, hacia la ciudad persa de Isfahán y hasta llegar a Anatolia oriental. Al llegar al puerto de Trebisonda, en el mar Negro, les fueron confiscadas casi todas las mercancías que transportaban y gran parte de su riqueza. Finalmente lograron embarcar hacia Constantinopla y llegar a Venecia en 1295, casi veinticinco años después de haber iniciado su travesía.



Después de tantos años fuera de su hogar, ¿cómo crees que se sintió Marco Polo al volver a Venecia? Más allá de las riquezas que pudo rescatar, ¿cómo crees que vivió el choque de ideas al volver después de conocer la variada corte de Kublai Kan? Al igual que en la época de Marco Polo, ¿de qué manera las iniciativas comerciales terminan exportando ideas en nuestros días?



No olvides escribir tus comentarios y seguirnos en nuestras redes sociales.



"Mapa de Asia" del Atlas catalán atribuido a Cresques Abraham Leaves.

El Atlas catalán incluye numerosas referencias a la literatura de viajes de la época, en particular del «Libro de las maravillas».


Aprende más:

Fuentes:

¡SORPRESA!

Si llegaste hasta aquí tengo algo especial para ti y tu verdadero sentido de exploración. Viaja al mundo de Marco Polo con esta música inspirada en sus viajes:

124 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo