• Compass.

Espiritualidad: Una variable histórica

Actualizado: 23 de ago de 2020

Autor: Fermín Beguerisse Hormaechea


De acuerdo al historiador y teólogo Philip Sheldrake, la espiritualidad implica cierta manera de interpretar el espíritu humano con la finalidad de alcanzar su mayor potencial. En otras palabras, la espiritualidad puede ser definida como la manera en que nuestros valores fundamentales, estilos de vida y prácticas de índole espiritual reflejan una comprensión de Dios, de la identidad humana y del mundo como contexto donde se gesta la transformación del hombre. El hombre como ser terreno vive y se desarrolla bajo dos variables, tiempo y espacio, lo que le vuelve un actor histórico con todo y espiritualidad.


Durante la Alta Edad Media ( s.V-X d.C.) Italia gozó de gran bonanza económica debido a un incremento en el comercio del mar Mediterráneo, potencializado en gran medida por el contacto intercultural de las Cruzadas en Medio Oriente. La riqueza llegó principalmente al norte de la península para después ser derramada al interior de Italia por medio de rutas terrestres, alrededor de las cuales crecían ciudades como Asis; entre los beneficiados de esta ciudad se encontraba el padre mercader de San Francisco de Asis. A pesar del crecimiento económico generalizado de los reinos y ciudades-estado italianos, el capital no era igualmente distribuido entre la sociedad, lo que despertó la atención de Francisco por la pobreza y los marginados.


En un contexto histórico de diferencia social acentuada, aunado a un humanismo latente, presagio del renacimiento europeo por venir, San Francisco de Asis tradujo su comprensión del entorno en una espiritualidad sensible a la humanidad de un Cristo pobre y crucificado, lo que le invitaba a abrazar esa misma humanidad en el pobre y marginado. Su espiritualidad, al final de cuentas, era un abrazo a la naturaleza humana de los marginados compartida en el mismo Cristo.


Y nosotros, independientemente de la religión que practiquemos, ¿cómo traducimos nuestro entorno y nuestro tiempo en una espiritualidad que sume a los demás y no que reste?


Aprende más:

Fuentes:



136 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo