• Compass.

Mandela contra Cronos

Actualizado: 23 de ago de 2020

Autor: Fermín Beguerisse Hormaechea


Desde pequeños, fuimos educados para entender la historia como una sucesión de eventos. Un constante pasar de días, meses y años que, junto a los hechos recopilados, conforman el objeto de estudio; sin embargo, eso tan solo evoca una forma rapante e insaciable de ver correr el tiempo, un Cronos o un Saturno que devora a sus hijos diría el pintor español Francisco Goya. Mas existe un tiempo distinto, un tiempo que da sentido al cronómetro, un tiempo oportuno y al que los antiguos griegos conocían como Kairos.


Kairos es un tiempo especial donde hombres y mujeres se transforman para bien y con ellos la historia. En prisión, a distancia, y fuera del caos provocado por una lucha entre el régimen racista sudafricano (apartheid) y el Congreso Nacional Africano, Nelson Mandela cambió, y con él, el porvenir de una nación.


Ciertamente el racismo sudafricano se remitía a 1911, cuando fue prohibido que personas de color ocuparan puestos de trabajo cualificados; sin embargo, las prácticas de este tipo fueron institucionalizadas hasta 1948, cuando el Partido Nacional llegó al poder. Este partido de Afrikaaners (blancos de ascendencia holandesa) echó a andar un sistema completo de segregación y discriminación con el objetivo de separar cada raza por zona geográfica, en aras de lo que ellos llamaban “desarrollo”por separado (apartheid).


No pasó mucho tiempo para ver una reacción contraria al régimen. Tomando como inspiración la Satyaagraha de Gandhi, el Congreso Nacional Africano inició una lucha pacífica para derribar la opresión; pero esta pasividad duraría poco, uno de sus miembros lideraría el brazo armado del partido, el premio nobel de la paz de 1993: Nelson Mandela.


Fue tras la matanza de Sharpeville, ocasionada por la policía sudafricana en 1960, que Mandela creyó imposible poder continuar con la no-violencia:


"Llega el momento en la vida de cualquier nación cuando solo quedan dos opciones: someterse o luchar"

uMkhonto we Sizwe Manifesto-firmado por Nelson Mandela (1961)


Pero la vida siempre es más sabía. Antes de que su liderazgo como comandante de una milicia-partidista cobrara la vida de inocentes, el gobierno sudafricano lo acusó de terrorismo y lo condenó a 27 años de prisión, un tiempo de reflexión. Entonces, la vida de Nelson Mandela tomó otro ritmo, un correr muy distinto a días, meses y años. Por un momento Cronos pareció haberle dado lugar a Kairos en la cotidianidad del encierro. De haber vivido absorbido por una lucha violenta y no-violenta, Mandela vivió el silencio de una celda que le extrajo de toda confusión, que despertó sus recuerdos, sus equivocaciones y sus relaciones quebrantadas, entre ellas consigo mismo. Como dice la escritora Madeleine L’Engel :


“Kairos es ese tiempo que rompe el Cronos…es en Kairos que nos volvemos aquello que estamos llamados a ser como seres humanos.”


Al finalizar su tiempo en prisión Nelson Mandela estaba llamado no a someterse o luchar, sino a perdonar. Reconoció en el perdón la tercera opción para terminar con la segregación y el resentimiento a sus enemigos, y fue tan solo en el perdón que vio la oportunidad de construir, entonces ya en la Presidencia, una nueva Sudáfrica.


“The brave man is not he who does not feel afraid, but he who conquers that fear…Forgiveness liberates the soul. It removes fear.” Nelson Mandela


Y tú, ¿a qué eres llamado en Kairos?


No olvides seguirnos en redes sociales y escribir un comentario, nos encantará saber de ti y tus reflexiones.


[Representación mitológica de Kairos-Conoce su significado aquí]



Aprende más:
Fuentes:


79 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo