top of page

Matanza en la catedral

Autor: Guillermo Beguerisse Hormaechea


¿Contraseña?...

Hoy traigo para ti uno de esos relatos que echan a andar nuestra sangre. Y vaya que esta es una historia de sangre; como siempre lo son las que involucran política y dinero. Sólo hay que añadirle un poco de sacrilegio renacentista y la conviertes en una leyenda para la posteridad.


La conspiración de los Pazzi – Stefano Ussi


Florencia era una de las ciudades más ricas y poderosas de Italia. Comerciantes, banqueros, artesanos y artistas hicieron de la ciudad una joya del renacimiento. Entre sus calles caminaron Leonardo da Vinci, Verrocchio, Botticelli y Ghirlandaio, y sobre todos hubo una familia que ostentó el verdadero poder político de la República Florentina: Los Médici. Liderados por Lorenzo «el Magnífico» y su hermano menor Giuliano, su poder estaba tan asegurado que no había espacio para que otras familias compitieran por la autoridad. Aunque justamente eso los convirtió en el blanco del resentimiento de otra familia florentina venida a menos. Esa familia rival eran los Pazzi.


La primacía de la Florencia Médici también despertó envidias al exterior. El Papa Sixto IV quería expulsarlos para hacer señor de Florencia a su sobrino. A su vez, la República de Siena, el Reino de Nápoles y los Ducados de Ferrara y Montefeltro también deseaban ver caer el poderío florentino. Una alianza contra los Médici estaba más que asegurada. Jacopo y Francesco de Pazzi, junto con el arzobispo de Pisa, Francesco Salviati, se unieron con el resto de los enemigos para realizar uno de los atentados más atroces y famosos de la historia. El lugar: la Catedral de Florencia. La fecha: el 26 de abril de 1478, Domingo de Resurrección; el momento más importante para toda la comunidad católica. Un detalle de impiedad enloquecedor.


Papa Sixto IV – Tiziano


Frente a todos los ciudadanos convocados a la misa del domingo, el momento más sagrado de la liturgia, la elevación de la hostia consagrada fue la señal para el ataque. Protegido de la blasfemia por el papado, Bernardo Baroncelli se levantó y hundió su cuchillo en el pecho de Giuliano de Médici, declarando «¡Aquí tienes, traidor!». Junto a él, Francesco de Pazzi remató al joven Médici con su daga. Los testigos recordaron una mancha de sangre obscura creciendo sobre la camisa de lino blanco de Giuliano. En ese momento, dos sacerdotes conspiradores sacaron puñales de sus casullas y corrieron hacia Lorenzo de Médici. Entre los gritos desesperados de los fieles, uno de los clérigos le hizo una cortada en el cuello a Lorenzo. «El Magnífico» respondió a la afrenta regresando el golpe con una espada corta que le lanzó un amigo. Combatieron frente al altar hasta que otro partidario de Lorenzo llamado Francesco Nori se interpuso en un golpe fatal y ofreció su vida por su amigo. Poliziano, otro aliado de los Médici, condujo a Lorenzo a la sacristía para ocultarlo y encerrarse hasta poder salir sin peligro. El cadáver de Giuliano quedó tirado en un charco de sangre sobre el piso de la catedral.



Mientras tanto, los conspiradores intentaron azuzar al pueblo contra los Médici al grito de «¡Libertad! ¡Libertad!»; pero no contaban con el verdadero sentimiento de los florentinos. El pueblo no siguió la revuelta, sino que comenzó una persecución sangrienta para cazar sin piedad a los criminales, incluido el arzobispo de Pisa. Varios de los conspiradores fueron defenestrados desde el Palazzo Della Signoria. Tanto Francesco de Pazzi como Bernardo Baroncelli fueron ahorcados en la plaza pública horas después del atentado. En los siguientes días, miembros de la familia Pazzi fueron capturados y ejecutados, junto con ellos el arzobispo Salviati. Asesinados por la multitud, todos los conspiradores locales fueron borrados de la memoria de la ciudad.


Tras el atentado, Lorenzo de Médici inició una guerra de dos años contra los Estados Pontificios. La lucha costó mucho para ambos lados y casi llevó a la caída de Florencia. Al final, la familia Médici sobrevivió y mantuvo el control absoluto al eliminar toda resistencia política. Continuaron gobernando Florencia durante casi tres siglos, tras asegurar la libertad de la ciudad e iniciar su periodo más próspero: la edad de oro de Lorenzo «el Magnífico».


Retrato de Lorenzo de Médici – Agnolo Bronzino


Aun así, hay un acto final. Tuvieron que pasar más de 500 años para descubrir realmente quién encabezó desde las sombras la maldecida «conjura de los Pazzi». Al contrario de la historia repetida por años, no fue el Papa Sixto IV. Sí constituyó una parte medular en la operación, pero la cabeza fue un hombre hasta hace poco libre de toda sospecha. Gracias a un manual del siglo XV firmado por Cecco Simonetta, canciller de la familia Sforza de Milán, que enseñaba a sus diplomáticos a descifrar el código utilizado en los mensajes secretos de la época, se pudo descifrar una carta en el archivo privado Ubaldini, en Urbino. Era un mensaje enviado por el duque de Urbino a sus embajadores en Roma, dos meses antes de la conjura. Ese duque era Federico da Montefeltro, uno de los gobernantes más refinados, sanguinarios y maquiavélicos del renacimiento. En la carta se detalla que fue da Montefeltro quien atrajo al complot al Papa y al rey de Nápoles, Fernando de Aragón. Tras el ataque escondió la mano. El máximo responsable del atentado guardó su secreto hasta este siglo.


Federico da Montefeltro, duque de Urbino – Piero della Francesca.


A veces no todo lo que parece ser verdad lo es; sin duda la realidad es mucho más compleja de lo que aparenta. Por ello es importante revisar y recordar los hechos del pasado para iluminar lo mejor posible las historias que nos hacen ser hoy quienes somos. Más que renegar de ellas, lo importante es reconocerlas. Especialmente si por añadidura son tan apasionantes como la «conjura de los Pazzi».


¿Qué otras historias conoces que hayan dado un giro en los últimos años? ¿Por qué crees que vale la pena revisar el pasado y reformular el futuro?


Por lo pronto, muchas gracias por leer. Si disfrutaste este artículo tú puedes hacer que más personas lo conozcan. Sólo debes seguirnos en nuestras redes sociales. De esa manera ayudas a que las plataformas consideren nuestras publicaciones más relevantes para más personas. Recuerda que la cultura es una cadena a la que debemos proteger y sumar, por favor, no la rompas. Da clic aquí y síguenos: Facebook, Instagram.



 



Aprende más:

Nuestro libro recomendado es - The Montefeltro Conspiracy: A Renaissance Mystery Decoded (English Edition) por Marcello Simonetta https://amzn.to/3FMDNAB


Fuentes:

González, Enric. 2004. Un asesino oculto durante 500 años. 20 de febrero. Último acceso: 16 de junio de 2022. https://elpais.com/diario/2004/02/20/ultima/1077231601_850215.html

Morreale, Laura. 2022. The scholar, the prince, and the priest. Último acceso: 16 de junio de 2022. https://ultimatehistoryproject.com/the-pazzi-conspiracy.html

Opera di Santa Maria del Fiore. 2021. The "Pazzi conspiracy". 21 de abril. Último acceso: 16 de junio de 2022. https://duomo.firenze.it/en/opera-magazine/post/5894/the-pazzi-conspiracy

Simonetta, Marcello. 2021. “L’Enigma Montefeltro. Intrighi di corte dalla congiura dei Pazzi alla Cappella Sistina” di Marcello Simonetta. Último acceso: 16 de junio de 2022. https://www.letture.org/l-enigma-montefeltro-intrighi-di-corte-dalla-congiura-dei-pazzi-alla-cappella-sistina-marcello-simonetta



170 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page