top of page

Un pasado muy presente

Autor: Guillermo Beguerisse Hormaechea


¿Contraseña?...

Hoy traigo para ti a un personaje que se oculta detrás del telón de la Historia. Uno que fácilmente podríamos descartar, pero que sin su aportación mucho de lo que conocemos se vendría abajo.


«El nacimiento de Venus» – Botticelli


Al igual que los mitos de otras culturas, los de la antigua Grecia cuentan historias sobre dioses, héroes y monstruos; ¿qué tienen de especial? ¿Por qué esta particular visión del mundo ha sobrevivido especialmente por tantos años de humanidad?



La mitología griega, al igual que otras, trata sobre la creación, los fenómenos naturales y la lucha por el poder universal. Otras de sus historias rememoran amores entre dioses, entre monstruos, entre humanos, entre semidioses, y entre cualquier mezcla posible de inciso E «todas las anteriores». También relatan aventuras, guerras, misiones suicidas y tareas imposibles. Incluso algunas tienen una base histórica, mientras que otras eran cuentos populares para encarnar verdades atemporales. Lo complicado de todo esto es que no existe un único texto que sirva de compendio para toda la mitología. Sería imposible pues tomó milenios crear todas estas historias con sus respectivas variaciones y ajustes según la época, la audiencia o quien las cantara; por que sí, ¡se transmitieron de manera oral desde la Edad del Bronce! —por si no recuerdas que cenaste ayer—. Pasaron por lo menos quinientos años antes de que a alguien se le pasara por la cabeza escribirlas durante el periodo arcaico griego.


«El juicio de Paris» – Rubens


Las epopeyas del siglo VIII a.C. compuestas por el poeta Homero, «La Ilíada» y «La Odisea», cuentan un conflicto que realmente sucedió: La guerra de Troya. Aunque están imbuidas de enfrentamientos entre dioses que utilizan a los guerreros como piezas para jugarse malas pasadas unos a otros sin tomar en cuenta los hectolitros de sangre derramada. Lo curioso al leer estas épicas es que todos esos dioses y diosas, indudablemente personajes principales, no son presentados en ninguna parte. La razón: todos los oyentes ya los conocían. Eran su realidad diaria y creían que, así como habían influido en Aquiles, Odiseo, Paris o Héctor, también influían en sus propias vidas. Tuvieron que pasar varios cientos de años hasta el 700 a.C. para que otro poeta llamado Hesíodo ofreciera la primera cosmogonía escrita de la mitología griega: La Teogonía. Tras él, los escritores y artistas griegos utilizaron y desarrollaron estas fuentes en su propio trabajo. Esquilo, Sófocles y Eurípides, los tres grandes dramaturgos de la antigüedad, retomaron parte de estos eventos mitológicos y les imprimieron un carácter mucho más humano con la finalidad de entretener y, sobre todo, conmover a su público para dejarles un mensaje notable.




Aquí está la clave de la supervivencia de todos estos mitos. Estos proporcionaron a los griegos información sobre cómo llevar su vida, dirigir su búsqueda de la felicidad y su apreciación de la armonía. Más que cuentos extraordinarios, proporcionan lecciones morales que siguen siendo válidas hasta el día de hoy. Podrá parecernos que los antiguos griegos eran infinitamente diferentes a nosotros, pero esto es equivocado. En la actualidad somos exactamente iguales. Un poco más de tecnología no cambia el interior humano. Los antiguos sentían lo mismo e igual que nosotros, sufrían, deseaban, reían y lloraban. Tenemos todo para comprenderlos, tanto como ellos nos muestran con sus historias que aún nos entienden. Estos mitos siguen siendo inherentemente ciertos, pues nos dan herramientas para enfrentar eventos repentinos, catástrofes, cambios de fortuna, arbitrariedad y el devenir inevitable. Tratan de la vida humana.


«Leda y el Cisne» – Cézanne


La mitología griega ha tenido una enorme influencia en las artes y en la solidificación de la civilización occidental. Sus ideas han resistido la prueba del tiempo y han influenciado a personas como Shakespeare y Góngora, como Neil Gaiman o Margaret Atwood. Lo cierto es que los mitos griegos no sólo están arraigados a la realidad, sino que le han dado forma. Su naturaleza ficticia no los hace evanecerse, sino todo lo contrario, los hace permanecer en la manera en la que han dado forma a la cultura, a la tradición, a los sistemas políticos y en cómo enfrentamos nuestros problemas. Después de todo, cada uno es el protagonista de su propia vida enfrentándose a tareas que parecen imposibles que algún día veremos superadas como héroes.



Si tú también crees que del pasado hay cosas que podemos aprender, puedes tomar la decisión de fomentarlo. A lo largo de los siglos, la desidia y el olvido han destruido más cultura que la censura y el fanatismo. La forma más fácil de no ponerte en la lista de dictadores, atracadores, inquisidores, censuradores y todo tipo de canallas, es promoviendo la conservación y expansión de la cultura. Por suerte, ¡está en tus manos! Literalmente… Lo puedes hacer con simples clics en tu pantalla para seguirnos en nuestras redes sociales. Venga, no se te van a acabar los clics y es la mejor manera de decirle a estas plataformas que este contenido es importante. Da clic aquí y síguenos: Facebook, Instagram.



Recuerda que la cultura es una cadena que debes proteger y a la que debes sumar. Por favor no la rompas por apatía.



 



Aprende más:

Nuestro libro recomendado es - Classical Mythology A to Z: An Encyclopedia of Gods & Goddesses, Heroes & Heroines, Nymphs, Spirits, Monsters, and Places por Annette Giesecke (Autor), Jim Tierney (Ilustrador) https://amzn.to/3omsSHy


Fuentes:

History. 2022. Greek Mythology. Último acceso: 23 de septiembre de 2022. https://www.history.com/topics/ancient-history/greek-mythology

St Mary's Calne. 2022. Is Greek mythology still relevant today in our modern world? . Último acceso: 23 de septiembre de 2022. https://www.stmaryscalne.org/blogs/is-greek-mythology-still-relevant-today-in-our-modern-world%E2%80%AF/



101 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page