Luz en la obscuridad

Autor: Esteban Soní Rico

Emperador Carlomagno, Alberto Duero (1471-1528)


Muchas veces se habla de la Edad Media como una edad obscura, de la cual no puede salir algo bueno o provechoso, pero a lo largo de diez siglos, la humanidad no se detuvo ni fue un momento de tinieblas como muchas veces se piensa, sino que se hicieron grandes desarrollos y descubrimientos, gracias a los cuales, surgió la edad Moderna y de ella la Contemporánea.



Uno de esos hitos de la, así llamada, “Edad Obscura” es el renacimiento carolingio, periodo entre los siglos VIII y IX en el que se dio un resurgimiento cultural que permeó la música, la pintura, el lenguaje entre muchos otros aspectos.



En este tiempo, se reformaron e impulsaron los estudios artísticos, literarios, litúrgicos, jurídicos y lingüísticos. Fue en ese tiempo que se agregaron las minúsculas a la lengua escrita, finalizando con textos construídos a partir de solo mayúsculas e iniciando un modelo de escritura claro y sencillo para la enseñanza; a este avance lingüístico podemos incluir el desarrollo del latín medieval estandarizando, lengua que se hablaba a lo largo y ancho del Imperio Carolingio y que, al estandarizarse, mejoró la comunicación en Europa. De igual manera, en los monasterios y las Escuelas Palatinas o de la realeza, se comenzaron labores de recuperación de la cultura clásica latina.



Dentro de las reformas que se promulgaron, hubieron algunas en favor de la educación, pues se buscaba alfabetizar y educar a los servidores públicos, en otras palabras, que supieran leer y escribir en latín; para conseguir este objetivo, Carlomagno creó escuelas y llevó a los eruditos de la época, estableciendo un currículo estandarizado para todo el imperio, el Trivium (gramática, retórica y lógica) y el Quadrivium (aritmética, geometría, astronomía y música). Asimismo, el emperador Carlomagno promovió la publicación de libros de texto que permitieran impartir las clases deseadas.



También se dio una reforma económica, ya que, para facilitar el comercio a lo largo del territorio, se estableció una casa de moneda que generara las monedas de cambio para todo el imperio y así eliminar la diversidad de divisas que existían. Este sistema establecido por Carlomagno, sirvió de base para la economía europea de la Modernidad, y se basaba en la moneda de plata, la libra, y el denario. Cada moneda de plata valía 240 denarios. Esto ayudó al intercambio económico y al flujo de bienes a lo largo del imperio.



Por último, en el arte también se dieron distintos cambios, ya que se buscó retomar el arte y la arquitectura romana, reanudando la elaboración de mosaicos, esculturas a pequeña escala y pinturas al fresco, que años después darían paso al arte románico.




¿Si tuvieras la oportunidad de mejorar algo en tu sociedad, qué cambiarías?, ¿Crees que las reformas educativas, artísticas y económicas son necesarias para mejorar la sociedad?


¡Tenemos una noticia para tí! Ahora, con tan solo saludarnos por Whatsapp y guardar nuestro contacto, podrás acceder al contenido semanal cada viernes con la facilidad de un click.

Haz click aquí: https://cutt.ly/tgJO2R6

o

escríbenos al: +52 55 8036 0046


Explora nuestro podcast en:

Cúpula de la Capilla palatina de Aquisgrán, componente restante del palacio de Carlomagno en Aquisgrán (data del s.IX con restauración del siglo XIX)


Aprende más:

Definición de reforma carolingia - Diccionario panhispánico del español jurídico - RAE

Renacimiento carolingio - Wikiwand


Fuentes:

REFORMA CAROLINGIA (mercaba.org)

Cúpula de la Capilla palatina de Aquisgrán: https://es.wikipedia.org/wiki/Renacimiento_carolingio#/media/Archivo:AachenerDomDecke.jpg


112 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo