• Compass.

Especial de Al-Andalus. Al-murabitun wa Al-muwahidun

Actualizado: 23 de ago de 2020

Autor: Fermín Beguerisse Hormaechea

[Detalles de la Giralda de Sevilla-Construcción del periodo almohade]


Hacia principios del siglo XII, el poderío almorávide (al-murabitun/ المرابطون) en Al-Ándalus comenzó a decaer. Su interpretación rigorista del islam generó desencantos entre los taifas de confesión mayoritariamente sufí (misticismo islámico) como lo fue en el caso de Abūʾl-Qāsim quien, siendo gobernador sufí de la taifa de Silves, inició un movimiento antialmorávide que convulsionó al entonces mundo musulmán de la península ibérica. Asimismo, las huestes cristianas del reino de Aragón, lideradas por Alfonso I, lograron ocupar Zaragoza en 1118, a lo que le siguieron levantamientos en Córdoba en 1121.


Sin embargo, la inestabilidad no solo era sintomática en los dominios europeos del imperio almorávide, sino también en sus dominios africanos. En 1120, un líder religioso de la tribu bereber masmudi, llamado Ibn Tumárt, inició su propia propagación ideológica al sur del Magreb, haciendo uso de la predicación y de la fuerza; su movimiento sería conocido como los almohades (al-muwahidun/ الموَحدون) traducido como “los que reconocen la unidad de Dios” y sus seguidores le reconocían como Mahdi, una figura escatológica que venía a restaurar el orden en el mundo. El poder de este grupo creció al grado de forjar su propia dinastía, autodenominarse como califas (sucesores y delegados de Mahoma) y tomar la capital almorávide de Marrakech en 1147.


Al auxilio del señor de la taifa de Mértola, los almohades desembarcaron en Al-Ándalus tratando de unificar a los demás reinos musulmanes frente al avance cristiano del norte; no obstante, algunos taifas se opusieron a esta inemersión tras aprender del revés que los almorávides habían cometido contra ellos, años antes y en circunstancias un tanto similares. Dicho y hecho, conociendo la naturaleza humana, corrompible frente a las riquezas y el poder, los almohades tomaron Al-Ándalus en el año 1172 bajo el segundo califa almohade Abu Yaaqub Yúsuf I.


El dominio almohade tuvo gran desarrollo y estabilidad hasta 1212, manifestándose abiertamente su decadencia a partir de una derrota sufrida en contra de los reinos de Castilla, Aragón, Navarra y León, así como por luchas dinásticas y sublevaciones internas que ansiaban controlar el poder califal. Finalmente, su derrota en la península ibérica abrió paso a una nueva fragmentación política del territorio andalusí, dando inicio a una tercera y última era de reinos musulmanes en España y Portugal.


Frente a hechos históricos tangibles como el almorávide y el almohade, donde la naturaleza humana trasciende diferencias culturales, ideológicas, incluyendo el propio correr del tiempo ¿cuántas veces el hombre a hecho sucumbir grandes imperios por encontrarse a merced de las riquezas y el poder? ¿a caso estaríamos nosotros dispuestos a cambiar esta trayectoria?


No olvides seguirnos en redes sociales:

[Expansión del imperio almohade al siglo XII d.C]

Aprende más:
Fuentes:

67 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo